Inicio » América » En territorio caribe

En territorio caribe

Dominica es una paradisíaca isla caribeña con una superficie de unos setecientos kilómetros cuadrados, similar a la de Menorca. En el pasado fue uno de los últimos reductos de los indios caribes, que resistieron con ferocidad las invasiones de españoles, franceses y británicos protegidos por la impenetrabilidad de sus montañas. Incluso indígenas provenientes de otras zonas ya invadidas por los europeos se dirigieron a ella con el fin de establecerse allí. Tras arduas luchas, los caribes no tuvieron más remedio que rendirse ya en el siglo XIX y los británicos establecieron una colonia en la isla, que se convirtió en un estado independiente en 1978.

Quizás por suerte para sus habitantes, esta isla está muy alejada de la imagen típica y tópica que guardamos en nuestra imaginación cuando nos referimos a lugares bañados por el Mar Caribe. Carece de playas de arena blanca con hamacas o tumbonas para que los turistas se relajen al sol. Por supuesto, tampoco hay macrohoteles destrozando el entorno privilegiado que poseen sus escasos habitantes. Y, probablemente debido a las razones anteriormente mencionadas, casi no hay viajeros que lleguen hasta ella. O al menos no los había en 2005, que fue cuando nos decidimos a ir a visitarla.

Dominica está cubierta en más de sus dos terceras partes por un exuberante bosque tropical. La lluvia que cae sobre ella es constante, lo que hace que en la isla abunden las lagunas, las cascadas y especialmente los ríos. Tanto, que sus habitantes aseguran que hay nada menos que trescientos sesenta y cinco, uno para cada día del año. Buena parte de su interior lo constituye el Parque Nacional Morne Trois Pitons, un lugar ideal para practicar el senderismo en contacto con una naturaleza no demasiado expoliada aún. Todo el parque dispone de una buena red de senderos que llevan hasta múltiples cascadas, lagunas, regatos e incluso hasta lugares de alta montaña más difíciles de alcanzar, como el Lago Hirviente o el Valle de la Desolación.

Durante nuestra estancia en la isla nos alojamos en el Papillotte Wilderness Retreat, un hotelito muy recomendable. Está situado cerca del Parque Nacional y perfectamente integrado en el ecosistema circundante. En su jardín habitan distintas especies de pájaros, pueden verse ejemplares de algunos de los más de mil doscientos tipos de plantas que viven en Dominica e incluso hay varias piscinas naturales de aguas termales donde darse un relajante baño. Desde allí nos dedicamos a conocer un poco los alrededores. Nos acercamos a Trafalgar Falls, unas cascadas gemelas situadas en un entorno fantástico. Llegamos hasta Emerald Pool, una laguna situada bajo una pequeña cascada cuya agua tiene un maravilloso color verde. Nos dimos alguna vuelta por Roseau, la capital del país. Y paramos en alguna de las escasas playas de la isla, todas ellas de arena negra debido al evidente carácter volcánico de Dominica.

También fuimos a hacerles una visita a los pocos indios caribe que aún quedan en el mundo. Son unos tres millares, tienen un idioma propio y habitan en la zona este de Dominica, aunque también hay algunos en Roseau. Visitamos su iglesia y su escuela en la aldea de Salybia. En la actualidad, los antaño feroces caribes están en claro peligro debido a enfermedades que les ha traído la sociedad occidental, como el desempleo o el alcoholismo. Espero que un futuro próximo puedan llegar a ganar esta guerra, sin duda mucho más dura que aquella que los enfrentaba hace siglos a los invasores europeos.

Anuncios

2 pensamientos en “En territorio caribe

  1. Buena entrada Floren. Como ya hemos comentado en varias ocasiones, las visitas al Caribe son muy territoriales. Es poco habitual que gente de Espanha visiten las West Indies o las islas francoparlantes.

    Algunas de ellas como Saint Lucia son deslumbrantes y con mucho menos “todo incluido” de lo que se podria pensar. Y Dominica me la has recomendado mucho, asi que ire antes o despues.

    Quizas en el habitual viaje del recien jubilado british? (Volar a Trinidad&Tobago y saltar de isla en isla hasta Puerto Rico…)

    saludos

    Me gusta

    • En Dominica concretamente echarás de menos la playa, eso que a ti tanto te gusta. Quizás mejor Tobago, con playas excelentes y un interior muy cuidado. Y de ahí subes saltando de isla en isla hasta Puerto Rico, que esa sí que es absolutamente recomendable. 🙂

      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s