Inicio » La cuenta atrás » La cuenta atrás: Jordi Martínez Baylach

La cuenta atrás: Jordi Martínez Baylach

FOTO JORDI

Comienza la cuenta atrás para Jordi Martínez Baylach. Viajero infatigable, Jordi puede presumir de haber llegado hasta alguno de los rincones más recónditos del planeta. Y lo ha hecho con su esfuerzo, sin necesidad de patrocinios ni invitaciones, simplemente con el convencimiento de estar empleando su tiempo y su dinero en algo que realmente le satisface. No lleva demasiado tiempo contando sus aventuras en Mil viatges, pero su blog ya se ha convertido en toda una referencia para viajar a destinos como Corea del Norte o Mali. Desde la distancia me parece un viajero extraordinario, siempre con un enfoque histórico, artístico y étnico hacia los lugares visitados que redunda en un excelente conocimiento de todos ellos. Con ustedes, Jordi Martínez Baylach.

10. El viajero, ¿nace o se hace?

La curiosidad y la hiperactividad son un comportamiento congénito, genéticamente determinado. Ya de pequeños, no todos tenemos la misma curiosidad para con lo que nos rodea. Solo hace falta salir a pasear una tarde por el centro de cualquier gran ciudad y fijarse en los niños pequeños: mientras unos van cómodos en su sillita, otros no paran de escaparse de las manos de los papás, subirse a las fuentes y tocar lo que no deben. Y bastante de curiosidad y algo de hiperactividad tenemos la mayoría de los que somos viajeros empedernidos. Pero como todo comportamiento congénito, la innata curiosidad e hiperactividad viene modulada por el ambiente que nos rodea. No es inhabitual, aunque no exclusivo, que grandes viajeros de nuestro tiempo hayan crecido en el seno de familias que ya estaban acostumbradas a viajar, de otra manera a la que viajamos ahora, por supuesto, ya que nuestros padres y abuelos difícilmente se podían plantear visitar el Sudeste Asiático o Asia Central.

9. ¿Vives para viajar o viajas para vivir?

Trabajo mucho para comprar tiempo y por lo tanto vida. Desde hace unos años tengo una reducción de jornada por lo que no trabajo ningún viernes. A cambio, tengo un segundo trabajo, como autónomo, todas las tardes de lunes a jueves. Con ello, mis jornadas son de 12 horas seguidas de lunes a jueves, pero mis fines de semanas son siempre de tres días y a poco que haya un festivo entresemanal, con un día que me tome, puedo marcharme cinco días. Escapadas viajeras, que me sirven no solo para desconectar, sino para vivir. Contestando a tu pregunta, viajo para vivir, para conocer y para tener experiencias.

8. Si alguna vez te pierdes, ¿dónde no deberíamos buscarte?

Hace unos años te hubiera contestado que en Punta Cana o en un Crucero. Pero ahora mismo no quiero renunciar ni tan solo a estos productos. Quiero conocer por qué los cruceros o las pulseritas de todo incluido mueven a tanta gente en el mundo. Quiero tomarme un margarita en Varadero o en Punta Cana algún día. En los próximos años, sin embargo, veo difícil que me encontréis en Benidorm, corriendo a las 8 de la mañana para ser el primero en poner la sombrilla a primera línea de mar.

7. Dicen que la cabra tira al monte…y tú, ¿para donde tiras?

Me gusta especialmente la Historia y la arqueología, por lo que suelo disfrutar especialmente en países ricos en historia. Sin embargo, disfruto por igual haciendo un trekking en plena naturaleza, visitando Nueva York o nadando entre tiburones y rayas en el mar Caribe. El mundo es demasiado amplio como para ceñirse a un solo tipo de viaje.

6. ¿Es más fácil entrar en Kosovo o en Corea del Norte?

Viajar a Kosovo no tiene dificultad alguna. Nosotros alquilamos un coche en Skopje y entramos desde Macedonia sin mayor problema que una cola de veinte minutos en la frontera. Incluso aerolíneas de bajo coste vuelan a Pristina. Viajar a Corea del Norte es más fatigoso y a la vez más caro. Además, tienes la incertidumbre (o tenías hace tres años, desconozco si sigue siendo así) de no saber si podrías entrar al país hasta que un día antes del vuelo a Pyongyang te presentabas en la embajada coreana de Beijing para que te sellaran el visado. Había un tópico viajero que decía que “a Cuba hay que ir antes de que muera Fidel”. Yo hice tarde; Fidel no se ha muerto, pero creo que Cuba ya ha cambiado. Creo que ahora mismo, Corea del Norte debe suponer el último bastión del comunismo irracional. Y sí, hay que visitarlo antes de que cambie, que dicho sea de paso, espero que sea más pronto que tarde. Y aunque este verano pude entrar sin problema a Nagorno-Karabaj y el anterior a Transnistria, lo que me ha sido imposible este año, ha sido desde Georgia a Osetia de Sur, otro de los países independientes que siguen sin estar admitidos en el club privado de la ONU.

5. ¿Crees que los prejuicios que suelen acompañar a quien no sale de su tierra se curan viajando? ¿O por el contrario el hecho de viajar los reafirma?

Es difícil cambiar las opiniones que uno ha ido madurando con los años. Viajar debería servir para aceptar que otras formas de vida son posibles, y que el respeto a otras culturas y credos debería quedar siempre por encima de otro valor que nuestra sociedad nos haya inculcado. Sin embargo la naturaleza humana hace difícil que uno pueda asumir que lo suyo (en este caso, lo propio de su cultura) sencillamente sea diferente a lo que está viendo, viviendo o comiendo en China o en Marruecos. Y contestando a tu pregunta, te diría que en líneas generales, sí, la gente viajada suele tener menos prejuicios y más tolerancia con la diversidad humana.

4. ¿Estás de acuerdo con quien afirmó que viajar, como todas las drogas, requiere un aumento constante de la dosis?

Desde luego, así es en mi caso. En los últimos ocho años, siempre hemos tenido en casa unos billetes de avión comprados para un próximo destino. En este tiempo, nunca hemos vuelto de un viaje sin tener cerrada la fecha del siguiente. Actualmente tengo vuelos para escapadas cortas para finales de septiembre, mediados de octubre y el puente de diciembre. Y tengo mirados y estudiados dos destinos para febrero o marzo. Mi mujer es siempre quien me frena, porque yo ya hubiera comprado los billetes para finales de invierno, aprovechando las ofertas que suelen sacar en esta época las aerolíneas. Y precisamente ella es quien más apercibe este síndrome de abstinencia, pues en seguida me nota más relajado cuando ya tengo nuevos billetes en la mano.

3. Cuando decides hacer un viaje, ¿eliges tú el destino o dejas que el destino te elija a ti?

Ya hace muchos años que suelo elegir yo los destinos. De más joven, cuando internet no estaba tan desarrollado, alguna vez me había acercado a alguna agencia de viajes convencional y había pedido ofertas. Como había visitado menos destinos, me era un poco igual visitar Praga que Budapest. Y como de estudiante, la economía escasea, pues quizá escogía aquel destino que era más barato. Ya hace muchos años que esto no es así, desde luego. Ahora puedo estar monitorizando durante meses los precios de los vuelos a Guatemala, por ejemplo, para cuando salga el que yo considero bien de precio, comprar los billetes y relajarme.

2. ¿Por qué una asociación de blogueros de viaje de Barcelona se llama Barcelona Travel Bloggers en lugar de usar una denominación en catalán?

Jajaja, habría que preguntarle a quien le puso el nombre. Pero en un mundo en que estamos rodeados por Openbank, Movistar u Opencor, un anglicismo más no me resulta nada raro.

1. ¿Venderías tu integridad bloguera por un plato de lentejas? Por ejemplo, hablando maravillas de sitios que desconoces o a los que nunca viajarías a cambio de plaza en un blogtrip.

Nunca he realizado un blogtrip. Desde luego, no es mi modo de viaje ideal. Me gusta escoger mi destino, los días que estaré en cada lugar, donde quiero dormir, qué y donde quiero comer y aquello que deseo visitar. Sin embargo, puede ser una experiencia interesante el compartir horas con otros blogueros que sienten tu misma pasión por viajar. Y quizá pudiera asumir visitar un destino menos apetecible por vivir alguna vez esta experiencia. Lo cual, también te digo, para los que tenemos hijos y trabajo, no debe ser nada fácil de compatibilizar. Sin embargo, aborrezco una cierta competencia que me parece percibir entre algunos blogueros por conseguir silla en estos blogtrips y desde luego, parte de lo que parece que ello conlleva (no sé si va implícito, o no): decenas de tuits cada día y parabienes constantes al organizador, al destino, a los hoteles y a los restaurantes.

No me parece mal, sin embargo, que se intente sacar algún provecho económico del blog, ya sea a base de publicidad, venta de enlaces u otras formar de monetizar el blog (esta palabra tan en boga). Sin embargo, la línea de la ética es muy fina y traspasarla puede ser fácil. Y ser un bloguero de viajes y experiencias propias no es lo mismo que ser el editor de un medio digital que habla de experiencias y destinos.

Y como el dinero es goloso, y viajar no siempre es barato, no pocos blogueros han pasado esta línea que puede ser también muy fina, pero que te aparta del concepto bloguero sin darte cuenta, contento como seguro debes estar porque cada año te invitan a más canapés, tienes más visitas y con ello, consigues más posts patrocinados explicando lo buena que es tal cámara fotográfica o lo bien que se duerme en tal hotel, sin siquiera haberlo visitado.

Y vaya por delante que no parece mal quien quiera vivir de este mundo, pero (y es una opinión personal) por una parte están los blogueros que cuentan experiencias propias y por otra parte están los editores de medios digitales que viven (o intentan vivir) de lo que ya consideran un trabajo. A mi, personalmente me interesan bastante más los primeros que los segundos.

0. Para terminar la cuenta atrás y comenzar el viaje, indícanos tus cinco lugares que todo el mundo debería visitar antes de morir.

Difícil contestar cuando solo has visitado una pequeña parte de lo que te gustaría. Y más difícil aun quedarse en solo cinco. Sin embargo, de lo que conozco, estos has sido mis must:
– Las cataratas de Iguazú, el Perito Moreno y el Serengueti: los tres espectáculos naturales más extraordinarios que conozco, a espera de poder visitar algún día la Antártida.
– El Parque arqueológico de Angkor: estuvo en el punto de mira durante más de 20 años hasta que conseguí visitarlo. No me defraudó. No creo que la emoción vivida aquellos días pueda superarla ningún momento viajero más, de los que espero me queden por vivir.
– Estambul: la ciudad más extraordinaria del mundo. Un compendio de historia, arquitectura, religión y gastronomía sublime. La mejor vista urbana de Europa es la que puedes observar en medio del puente de Gálata: a un lado, el distrito de Beyoglu, ascendiendo hasta Gálata; y al otro lado, la vista empieza por la mezquita nueva y el bazar Egipcio y asciende hasta Topkapi, Santa Sofía y Sultanahmet por la izquierda, y hasta la colina de Suleymaniye, por la derecha. Que se pare el tiempo, por favor.

Un honor contar con la presencia de un viajero tan grande como tú, Jordi.

Anuncios

21 pensamientos en “La cuenta atrás: Jordi Martínez Baylach

  1. Una vez mas, genial entrevista a un viajero que tengo el gusto de seguir y leer.
    Otro mas del que aprendo mucho sobre historia y lugares, algunos de ellos totalmente desconocidos para mi hasta que los he descubierto en su blog, cosa que encuentro fascinante, me encanta descubrir lugares nuevos ^_^

    Un abrazo!

    Me gusta

    • Creo que Jordi tiene mucho que aportar al mundillo de los blogs de viaje, Veronica. Se mueve constantemente y conoce una impresionante cantidad de lugares, muchos de ellos sobre los que existe poca información, como bien dices. Su blog ya me parece de mucho interés, y como siga publicando a ese ritmo se convertirá en uno de los imprescindibles.

      Muchas gracias por tu aportación.

      Un abrazo.

      Me gusta

  2. Me siento identificada con Jordi en la mayoría de sus respuestas. Aunque creo que si yo tuviera todos los viernes libres ya estaría en números rojos, me parece perfecto que se pueda organizar la semana laboral tal como lo ha hecho.

    Un abrazo para los dos

    Me gusta

    • Yo ya alcancé a los números rojos sin tener los viernes libres, si los hubiera tenido habría llegado antes aún. 🙂 Jordi lo resume de manera excelente con una sola frase, cuando dice que compra su tiempo libre a cambio de mucho trabajo. Coincido plenamente con esa filosofía.

      Un abrazo.

      Me gusta

  3. Jordi me uno al grupo diciéndote que eres simplemente “genial”. Tener siempre en la recámara un billete de avión también me pasa a mi y me alegra coincidir contigo en la opinión sobre Estambul. Un abrazo y mil viajes más para los dos.

    Me gusta

    • Más que en la recámara, yo tengo los billetes de avión en la imaginación. Y cuando se convierten en reales, también siento ese relax al que se refiere Jordi en la entrevista. Hecho que se pone de manifiesto incluso más aún cuando vuelvo de un gran viaje. Ahora mismo todavía estoy sintiendo los efectos de mi paso por Asia Central de hace un par de meses, pero creo que ya durarán poco más, así que habrá que ir pensando en el próximo. 🙂

      Muchas gracias y un abrazo.

      Me gusta

  4. Una magnifica entrevista. Jordi me ha parecido coherente consigo mismo y a la vez abierto de miras y de mente. Su blog me parece muy completo y con contenidos muy por encima de la media. Enhorabuena a ambos. Saludos

    Me gusta

  5. Enhorabuena por la entrevista al que pregunta y al que responde. Me identifico en gran medida con el punto de vista de Jordi. Me encanta su Blog y a través de esta entrevista le conozco un poco mejor. Que las vida os/nos permita viajar mas para vivir mas

    Saludos,
    GranPumuki

    Me gusta

    • Muchas gracias por tus palabras, GranPumuki. Y perdona que tu comentario no se haya publicado hasta hoy, se había ido al spam y me había pasado desapercibido.

      Como tú mismo dices, que podamos seguir viajando lo que en cierto modo equivale a seguir viviendo.

      Un saludo.

      Me gusta

  6. Muchas gracias Floren por honrarme con un poco de espacio en tu blog y a todos los que habéis comentado, por vuestro cariño.
    Espero que pueda seguir aportando algo a la red.
    Un saludo!

    Me gusta

  7. Genial entrevista, me siento identificada con todas las respuestas y totalmente de acuerdo con los destinos favoritos, hasta en los que no he visitado, Angkok y Serengueti, a los que estoy deseando ir y una vez lo haga sé que pasarán a formar parte de mi top de destinos. Felicidades a las dos partes de esta entrada.

    Me gusta

    • Creo que somos bastantes los que nos identificamos con Jordi, hasta en los cinco lugares que ha elegido. Y eso que yo no he estado ni en Iguazú ni en el Perito Moreno, pero ambos están en lo más alto de mi lista también.

      Muchas gracias por tus palabras y un abrazo.

      Me gusta

  8. Me gustó la entrevista, y sobre todo el que a Jordi le haya gustado el glaciar Perito Moreno y las Cataratas del Iguazú ¡Gracias brother!

    Me gusta

  9. Pingback: CRUCERO ANTILLAS Y CARIBE SUR DE PULLMANTUR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s