Inicio » Asia » Gemelas siamesas

Gemelas siamesas

Desde siempre me he sentido interesado por la arquitectura como arte, es decir como vehículo por el cual el autor es capaz de expresar su sensibilidad y hacer que su obra sea admirada más allá de la finalidad para la que el edificio está destinado. Aunque mis preferencias arquitectónicas suelen tener una relación directamente proporcional a la edad de la edificación considerada, también hay construcciones futuristas que me atraen por su estética, llegando incluso al punto de conmoverme por su grandeza. Y uno de los lugares donde sus ejemplos de arquitectura contemporánea han tocado mi fibra sensible es la capital de Malasia.

Kuala Lumpur, o KL como habitualmente es conocida por sus habitantes, es una ciudad relativamente moderna. Fue fundada en la segunda mitad del siglo XIX con la finalidad de explotar unas minas de aluminio que fueron encontradas en la confluencia de dos ríos. Como el agua de uno de ellos arrastraba gran cantidad de fango la localidad adquirió su nombre actual, que viene a significar confluencia fangosa en idioma malayo. Su arquitectura fue desarrollándose a través de múltiples influencias, debido al origen diverso de sus pobladores. Desde chinos, que llegaron para trabajar en las minas, hasta británicos, que colonizaron la zona algo más adelante. Pasando por hindúes, musulmanes y, por supuesto, malayos.

En los años noventa del siglo XX Kuala Lumpur vivió un boom económico que llevó a la edificación de numerosos rascacielos, a imagen y semejanza de países vecinos. Los trabajos se sucedieron de modo vertiginoso, de forma que en la segunda mitad de esa década la ciudad ya disponía de alguno de los edificios más altos y con mayor belleza plástica del momento. Actualmente el skyline de KL presume de aproximadamente una docena de edificaciones que superan los doscientos metros de altura y los trabajos de construcción siguen, aunque a un ritmo menor debido al retroceso sufrido por la economía malaya con posterioridad.

Entre las edificaciones más emblemáticas de la ciudad se encuentran la torre de telecomunicaciones, conocida como Torre Kuala Lumpur, que con sus más de cuatrocientos metros está entre las siete torres más altas del mundo. La Torre Maxis, de doscientos doce metros, situada en el distrito de negocios y con una forma realmente peculiar. La Torre Imperio, impresionante rascacielos de forma rectangular y doscientos treinta y ocho metros de altura. La Torre Telecom, localizada en las afueras y segundo edifico más alto de KL con sus trescientos diez metros de altura. Y la Torre Maybank, el primer rascacielos que se construyó en Kuala Lumpur y que no tiene nada que envidiar al resto con sus doscientos cuarenta y cuatro metros.

Pero, sin duda, el edificio más conocido de Kuala Lumpur lo constituyen las mundialmente famosas Torres Petronas, todo un símbolo en la capital malaya. La construcción de estas torres gemelas finalizó en 1998 y fueron, con sus cuatrocientos cincuenta y dos metros, el edificio más alto del mundo hasta 2004. Están conectadas mediante un puente de cincuenta y ocho metros de longitud, situado a la nada despreciable altura de ciento setenta metros y que puede visitarse. Cuando tuve la oportunidad de acercarme hasta ellas en agosto de 2007 me dio la sensación de que, como si de gemelas siamesas se tratara, comparten parte de su organismo la una con la otra y no podrían sobrevivir individualmente en caso de ser separadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s