Inicio » Europa » Bulgaria » Una historia sobrecogedora

Una historia sobrecogedora

01740017

Veliko Trnovo es una ciudad situada al norte de Bulgaria cuya historia se remonta a tiempos remotos, al igual que ocurre con alguna otra urbe en este país. Poblada desde el Paleolítico, llegó a ser un importante asentamiento tracio y fue creciendo con el paso del tiempo hasta convertirse en una poderosa villa fortificada, capital del Segundo Reino de Bulgaria durante la Edad Media. Su esplendor duró cerca de dos siglos, durante los cuales tuvo una gran influencia en el desarrollo de la cultura ortodoxa y eslava en la zona. Pero a pesar de la inaccesibilidad de su emplazamiento, que la hizo oponer una fuerte resistencia a quienes trataron de ocuparla, no pudo resistir el sitio al que la sometió el Imperio Otomano a finales del siglo XIV. Veliko Trnovo fue entonces saqueada, arrasada y finalmente destruida.

01740011

Entre las tres colinas conocidas como Tsarevets, Trapezitsa y Sveta Gora, el río Iantra forma una serie de meandros imposibles que convirtieron a este lugar en ideal como refugio en aquellas épocas pasadas, cuando las luchas para defender el territorio eran el pan nuestro de cada día. Tal aislamiento y la facilidad de la tarea de vigilancia del entorno fueron, sin duda, la principal causa del florecimiento de Veliko Trnovo en tiempos tan duros. Incluso hoy, a pesar de que sus barrios modernos han ido extendiéndose por las laderas de las colinas hasta alcanzar su parte inferior, la ciudad vieja da cierta impresión de ser inasequible. Tanto Tsarevets como Trapezitsa eran alcanzables desde el exterior solamente por una puerta abierta en la muralla que las circundaba por completo, hecho que dificultaba enormemente los intentos de invasión.

01740021

A pesar de que sus captores dejaron Veliko Trnovo reducida a escombros, la reconstrucción comenzó a hacerse efectiva poco a poco. Bien fuera por el estado ruinoso de la villa o bien por su aislamiento los otomanos se olvidaron un poco de ella. Y aunque todo el territorio de la actual Bulgaria estuvo sometido a su yugo hasta el siglo XIX, en Veliko Trnovo empezó pronto a surgir una conciencia liberadora que la hizo ser uno de los puntos donde el espíritu nacional búlgaro se mantuvo presente. Tanto en el siglo XVI como en el XVII hubo aquí intentos de levantamiento, ambos rápida y brutalmente aplacados por el invasor. Aunque fallidos fueron el germen para un tercero, ya a finales del siglo XIX, que llevó a la liberación de Bulgaria al fin. No es de extrañar que la primera Constitución del país se firmara aquí en 1879, aunque la capitalidad fue transferida a Sofia a la vez.

01740018

Aunque buena parte de los tesoros arquitectónicos que guardaba la ciudad fueron destruidos durante las arduas batallas que en ella tuvieron lugar, aún puede verse un buen número de construcciones interesantes en Veliko Trnovo. La mayor parte de la muralla que rodeaba las colinas se encuentra en buen estado, incluyendo las puertas de entrada que todavía hoy dan acceso a la ciudad vieja. En Tsarevets puede verse el palacio del rey o tsar, de ahí su nombre, que se encuentra a su vez fortificado. También se conservan la iglesia patriarcal y la residencia del patriarca, situadas en la parte más elevada de la colina. Además, restos de diecisiete iglesias han sido hallados en Trapezitsa, algunas de ellas con fragmentos de pinturas murales. Sin olvidar los numerosos edificios construidos en el tradicional estilo que siguió a la liberación del país, un floreciente periodo que se ha dado en considerar una suerte de Renacimiento búlgaro.

01740033

Pero a pesar de que alberga diversas obras de arte y muchas construcciones de interés, lo más sorprendente de Veliko Trnovo es tanto su emplazamiento como el entorno que la rodea. Los edificios de la ciudad vieja parecen colgar de las vertiginosas laderas y están imbuidos en una vegetación deslumbrante. En el verano de 1995 tuve la oportunidad de asistir a un espectáculo de luz y sonido sobre Tsarevets, donde se contaba el terrible sitio sufrido por la ciudad mediante juegos de luces y un audio impactante. Al parecer hasta los gobiernos comunistas que con posterioridad sufrió Bulgaria, y que destruyeron buena parte de su patrimonio arquitectónico, se sintieron sobrecogidos por la dramática historia de esta villa y decidieron respetar su característica estructura, al contrario que hicieran los otomanos siglos atrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s