Inicio » Europa » Venerable república de bolsillo

Venerable república de bolsillo

SM06_SanMarino

Aunque resulte difícil de creer, la república más antigua que existe en el mundo no es ninguna de las más conocidas. Ni Francia, que alcanzó tal condición con la famosa revolución de 1789. Ni Estados Unidos, que lo hizo unos pocos años antes, desde su independencia en 1776. Tampoco Alemania, que logró algo similar a un estatus republicano en el siglo XIX. Ni, por supuesto, la joven república italiana, que tal y como la conocemos ahora solamente lo es tras la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, se tiene constancia del pequeño estado de San Marino nada menos que desde los comienzos del siglo IV de nuestra era. Y está considerado como república aproximadamente desde el siglo X de ésta. A pesar de sufrir numerosas vicisitudes y ocupaciones a partir de entonces, siempre ha conseguido volver a ser un estado soberano e independiente.

SM04_SanMarino

A su condición de república más antigua que existe, San Marino une también el hecho de ser uno de los estados más pequeños en la actualidad. Con sus escasos sesenta y un kilómetros cuadrados ocupa el cuarto lugar en la clasificación de miembros con territorio más reducido de Naciones Unidas, tras Mónaco, Nauru y Tuvalu. Su geografía es considerablemente accidentada, incluyendo siete colinas coronadas algunas de ellas por fortalezas defensivas en el pasado. El punto más elevado es el Monte Titano, que alcanza unos setecientos cuarenta metros sobre el nivel del mar. Fue precisamente en esa colina donde se escondió un personaje llamado Marino para huir de la persecución a la que los cristianos eran sometidos por parte del emperador Diocleciano, suceso que acabó dando como resultado la constitución del país.

SM01_SanMarino

Profundamente atraídos por el pasado y las circunstancias del estado soberano más antiguo entre los actualmente existentes, decidimos ir a visitarlo en los primeros meses de 2002. Algo que me pareció sorprendente es que, a pesar de estar considerado como una ciudad-estado, en realidad el pequeño país está dividido en nueve municipios, aquí denominados castelli. De hecho, la capital del mismo ni siquiera es la localidad más poblada, honor que corresponde a la villa denominada Dogana, cabeza del castello de Serravalle, cuyos aproximadamente siete mil habitantes constituyen algo menos de la cuarta parte del total nacional.

SM03_SanMarino

Situada en la falda occidental del Monte Titano, la homónima capital de San Marino fue el germen desde donde se desarrolló la nación actual. Fue allí donde el cantero dálmata Marino se refugió a comienzos del siglo IV huyendo de los romanos que lo perseguían y fundó una pequeña comunidad cristiana. Al parecer, sus perseguidores se olvidaron de ellos y en ese lugar se sentaron las bases de la que más tarde fue conocida como tierra de San Marino y siglos después como república del mismo nombre. La ciudad de San Marino mantiene aún numerosas trazas de su considerablemente agitado pasado, que incluye ocupaciones por parte de los Borgia, el cardenal Alberoni e incluso el ejército nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

SM07_SanMarino

Nada más atravesar la frontera situada en Dogana, que significa aduana en el italiano local, el territorio comienza a empinarse. De camino hacia la ciudad de San Marino, se atraviesan las localidades de Domagnano y Borgo Maggiore, ésta última segunda en población del estado y centro económico del mismo. La subida culmina en la capital, que se empina por la ladera del Monte Titano hasta alcanzar prácticamente su cima, desde donde se puede disfrutar de espectaculares vistas de todo el territorio nacional y parte del italiano. Desde allí, esta venerable república de bolsillo me pareció un lugar muy pulcro, donde todo se cuida hasta el más mínimo detalle. Por suerte, no cobran entrada para acceder al país pues de lo contrario hubiera pensado que me encontraba en un parque temático perfectamente logrado.

Anuncios

2 pensamientos en “Venerable república de bolsillo

    • Seguro que te gusta San Marino. Es un país con mucho encanto y en otoño probablemente mucho más, porque seguramente presentará un aspecto más tranquilo y bucólico que en verano.

      Si tienes alguna pregunta que pueda responder, adelante.

      Muchas gracias por tu aportación.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s