Inicio » África » Aire de cenicienta

Aire de cenicienta

S30_Mahe

Con sus aproximadamente cuatrocientos cincuenta kilómetros cuadrados de superficie y sus poco más de ochenta y cinco mil habitantes, Seychelles es a la vez el país más pequeño y el menos poblado de África, lo que unido al hecho de que su territorio es completamente insular resulta un cierto anacronismo dentro del peculiar continente africano. Tanto el terreno como la población del estado están distribuidos de una manera muy poco equitativa pues prácticamente la tercera parte de aquél y casi un 90% de ésta pertenecen a la isla de Mahé, donde se concentran la mayor parte de los recursos y la administración nacionales. En ella está situada también Victoria, localidad que a pesar de ser la principal de todo el país al concentrar a casi un tercio de sus habitantes resulta también la capital africana menos poblada.

S33_Mahe

Al igual que ocurre con otras islas vecinas, el hecho de mantenerse aislada durante la mayor parte de su existencia ha convertido a Mahé en hogar de numerosos endemismos, fundamentalmente vegetales en su caso. Aparte de alguna que otra planta carnívora muy valorada y numerosas especies de orquídeas locales, destaca entre ellos el denominado árbol medusa, llamado así porque los estigmas de sus flores recuerdan a los tentáculos de ese animal marino. Esta curiosa planta se encuentra en muy serio peligro de extinción y la mayoría de sus escasos ejemplares están localizados casi exclusivamente en el Parque Nacional Morne Seychellois. Se extiende éste por buena parte del interior de la isla e incluye la montaña del mismo nombre, cuya cima roza los mil metros de altitud constituyendo la principal elevación del país.

S27_Mahe

Si el corazón de Mahé es predominantemente montañoso, su superficie exterior está rodeada por playas de arena blanca que sirven de transición entre el azul del mar y el verde de la abundante vegetación que cubre la isla. Destacan el Parque Nacional Baie Ternay, situado al sur de ésta y solo accesible mediante una embarcación, así como el Parque Nacional Port Launay, radicado en el noroeste y muy apropiado para practicar el buceo de superficie. Pero la playa más frecuentada es la conocida como Beau Vallon, que se prolonga sobre una bahía ubicada al norte de Mahé y resulta muy popular entre los visitantes foráneos. Cerca de ella están localizados diversos hoteles y restaurantes que le proporcionan un ambiente ligeramente turístico, aunque sin perturbar demasiado la tranquilidad y belleza de este lugar.

S31_Mahe

La zona más poblada de Mahé se localiza al noreste, donde se encuentra la coqueta ciudad de Victoria. Resulta ciertamente agradable dar un paseo por sus calles, donde se disfruta de una atmósfera apacible que suele producir en el viajero la sensación de un lento transcurrir del tiempo. Quizás para remarcar tal efecto, en una céntrica plaza de la localidad está colocada una pequeña Torre del Reloj, copia en miniatura de la existente en las proximidades de Victoria Station en Londres. Además de un par de museos dedicados a rememorar el pasado de la ciudad, así llamada en honor a la homónima reina británica, merece la pena darse una vuelta por el Jardín Botánico, donde aparte de diversos endemismos locales puede verse alguna palmera coco de mar procedente de Praslin así como unas pocas tortugas gigantes de Aldabra.

S34_Mahe

No terminan ahí los lugares de interés de la mayor isla de Seychelles pues a pocas millas marinas de Victoria se encuentra el denominado Parque Nacional Marino de Sainte Anne, formado por varios islotes y el subsuelo oceánico circundante. A pesar de que en un par de ellos existen resorts de lujo, están prohibidas las actividades acuáticas excepto el buceo, que permite contemplar una asombrosa fauna y flora en sus prístinas aguas, sin olvidar las numerosas aves que las sobrevuelan. Quizás consciente de que sus playas carecen de la unicidad y el encanto de las de La Digue y que su interior no puede competir en exuberancia y endemismos con el de Praslin, Mahé muestra un cierto aire de cenicienta, tímida y dubitativa de su propia valía. Pero cualquier viajero que profundice un poco en ella descubrirá muy pronto su enorme atractivo.

Anuncios

2 pensamientos en “Aire de cenicienta

  1. Hola!, me gustaría saber en qué época del año estuviste en Seychelles, nosotros estamos pensando ir la primera semana de diciembre pero nos preocupa que parece que es cuando empieza la época de lluvias y no sabemos si nos llovería mucho o no ya que vamos con ganas de playa. Tienes idea de que tiempo haría? Muchas gracias

    Me gusta

    • Soy un desastre para recordar fechas pero yo diría que fue en la segunda mitad de septiembre o la primera de octubre. Sí recuerdo que llovió, al menos en Mahé, por lo que no pudimos adentrarnos en exceso en el interior de la isla. Pero si lo que buscáis es playa yo os recomendaría llegar hasta la pequeña isla de La Digue, donde están quizás las mejores playas del mundo. Es una isla muy pequeña y más bien plana, su interior no es boscoso como el de Mahé o Praslin, y la probabilidad de lluvia debe ser bastante inferior.

      Muchas gracias por vuestro comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s