Inicio » Asia » Todo un ejemplo de convivencia

Todo un ejemplo de convivencia

El pequeño estado de Singapur es todo un ejemplo de respeto y tolerancia a la diversidad religiosa existente entre sus ciudadanos. Puesto que los singapureses tienen una procedencia muy variada, las creencias que profesan son muy dispares y cubren casi todo el rango de credos: del Budismo al Hinduismo, pasando por el Cristianismo, el Islam o el Taoísmo y, de forma minoritaria, otras como el Judaísmo o el Sikhismo. Como no podía ser de otra manera, existe también un porcentaje de la población que no profesa religión alguna. Pero lo que caracteriza a este país, y lo hace diferente a otras zonas donde los enfrentamientos entre fieles de distintas doctrinas son comunes, es la tolerancia y armonía en la que todos estos grupos conviven, extraño fenómeno que ha sido tradicionalmente impulsado por las autoridades locales.

La mayoría de los practicantes del Hinduismo en Singapur descienden de inmigrantes procedentes de la India que hasta aquí llegaron a principios del siglo XIX, generalmente para trabajar en diversas industrias establecidas cuando el país estaba bajo dominio británico. Su origen tamil quedó patente en el aspecto de los templos que construyeron, generalmente de acuerdo a las tendencias dravídicas. Esto es, caracterizados por el gopuram, torre de forma piramidal decorada con multitud de figuras de dioses, guerreros y bailarinas. Un buen ejemplo de ello es Sri Marianman, el templo hindú más antiguo de los existentes en Singapur y cuyo gopuram, compuesto por seis niveles donde diversas deidades hindúes y otras extrañas figuras se disputan cada milímetro de espacio, presenta un aspecto abigarrado y colorido.

En la misma calle se localiza Masjid Jamae, una de las mezquitas más antiguas de Singapur aunque fue rápidamente eclipsada por la grandeza de Masjid Sultan, así llamada en honor a Hussain Shah, sultán malayo a quien se debe su fundación. El Islam es profesado en Singapur por prácticamente todos los ciudadanos de origen malayo y por una parte de los que tienen procedencia india. Todos los musulmanes en el país son sunnitas y están regidos por la ley islámica, o sharia, que aquí se entiende de una manera mucho más suave que entre sus correligionarios de la práctica totalidad de países árabes. Masjid Sultan está construida en estilo sarraceno, hecho que le da un cierto aspecto de templo indo-británico debido fundamentalmente a su espectacular cúpula bulbosa.

Casi todas las tendencias del Cristianismo están representadas en Singapur, desde el Catolicismo al Anglicanismo, pasando por toda una serie de credos protestantes y ortodoxos. La iglesia cristiana más antigua del estado es la llamada Iglesia Armenia, edificio que actualmente comparten diversas doctrinas, que incluyen coptos, ortodoxos sirios y cristianos armenios. Existe una archidiócesis católica, cuyo templo principal es la Catedral del Buen Pastor, edificio no demasiado atractivo de estilo neo-renacentista donde destaca su espectacular órgano. Por su parte, los anglicanos se reúnen en la Catedral de San Andrés, la iglesia más grande de Singapur y sede de la diócesis local del mencionado dogma. Su estilo neo-gótico contrasta con la imagen futurista de las modernas construcciones que la rodean.

La religión más extendida en Singapur es el Budismo, credo que profesa casi la mitad de la población local. La rama principal es la mahayana, debido a que la mayoría de budistas singapureses son de ascendencia china, pero también existen seguidores de la rama theravada e incluso de la tibetana. Existen varios templos budistas por todo el estado, destacando por su tamaño el llamado Kong Meng San Phor Kark See y por su espectacularidad el que se conoce como Wat Ananda Metyarama, de origen tailandés y el preferido por los visitantes debido a su imagen exótica. Aunque probablemente el lugar de culto de aspecto más chino en la ciudad sea el templo taoísta de nombre Thian Hock Keng, prácticamente pegado al hindú Sri Marianman y al musulmán Masjid Jamae en el barrio de Chinatown. Con ellos convive en una perfecta y absolutamente envidiable armonía, de la que en muchos lugares deberían aprender en tiempos tan duros para la convivencia como los actuales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s