Inicio » Varios » Colaboraciones » Rincones de Roma recomendados por viajeros (II)

Rincones de Roma recomendados por viajeros (II)

DSCN0883

Tras recorrer diversos rincones de la ciudad eterna, algunos de ellos bastante desconocidos para mí, recomendados por varios viajeros y blogueros en esta entrada, debí quedarme con ganas de conocer algunos más, así que decidí preguntar a otros amantes de Roma por sus lugares favoritos. El resultado son estas recomendaciones más, muy interesantes todas ellas salvo la que cierra la lista, como podéis comprobar a continuación.

Como resumen, diría que este ejercicio ha resultado del todo punto interesante, tanto por la calidad de los rincones recomendados como por lo que supone de descubrimiento en algunos aspectos sobre una ciudad de la que creía ya se había dicho casi todo. Caótica, decadente, antigua, para muchos pasada de moda y para otros tantos rabiosamente actual, la capital italiana ofrece al visitante un compendio de rincones quizás inigualable en ninguna otra ciudad del mundo. Roma fue, es y será para siempre eterna.

12033712_10153915790439381_1795272640_n

Touristear: Acabábamos la primera entrega de rincones romanos en el Trastevere y ahí estamos de nuevo. Verónica nos cuenta por qué este barrio representa tanto para ella que decide volver a él una y otra vez. Uno de los barrios más bonitos y con más encanto de Roma para mí, es El Trastevere. Todo lo que te puedan contar es nada en comparación con darse un paseo por sus calles y rincones. Es uno de los barrios antiguos de Roma. Se encuentra pegado al río Tíber (el Tevere para los romanos). En medio del río Tíber hay una pequeña isla que se llama Isola Tiberina. En este punto hacia el sur se extiende el barrio del Trastevere. Si estás en Isola Tiberina por el Ponte Cestio llegas a la ribera sur del Tíber y desde ahí comienzas tu paseo por el Trastevere entrando por Piazza in Piscinula o por Piazza della Gensola, en ambos casos llegas a Via della Lungarina. No dejes de ver la la iglesia de San Benedetto in Piscinula que tiene la campana más antigua de Roma. Llegas a Piazza Sonnino y aquí comienza la Viale di Trastevere que divide el Trastevere. Por la parte de la izquierda tienes la Piazza di Merchanti y la Porta da Portese que están muy cerca del río. Por la parte de la derecha tienes infinidad de restaurantes, trattorias, y rincones con encanto, y como no, la basílica de Santa Maria in Trastevere que es de visita obligada. Decirte que hay dos trasteveres, el Trastevere de día y el de noche. Cambian totalmente. De noche te vas a encontrar un barrio romántico con las parejas y los turistas dominando las calles y disfrutando de los rincones, los restaurantes y el ambiente que le da esa luz nocturna tan especial que tiene. De día te vas a encontrar un barrio más normal donde los turistas acuden en grupos buscando la basílica y hacer alguna foto. A mí me encanta, cada vez que voy a Roma el Trastevere es visita obligada.

Mi mundo en una maleta: David es más clásico y nos lleva hasta la Piazza della Rotonda, que suele dar mucho juego entre los visitantes a la ciudad eterna. No en vano allí es posible tanto visitar un monumento grandioso como tomarse un excelente café tal y como nos cuenta aquí. Ha sido complicado elegir un solo lugar especial de la que considero “mi ciudad”. Cada rincón de la ciudad eterna es único, especial y grandioso. Camines por donde camines encuentras algo que te llama la atención y vayas las veces que vayas siempre tienes algo que se te queda por ver. Pero nos vamos a quedar con una de los lugares que más impresionan de Roma: la Piazza della Rotonda…y ¿por qué? Porque allí se encuentra uno de los monumentos más grandiosos del mundo, el Pantheon. Grandioso por su tamaño, por su cúpula de dimensiones impensables para la época, por su historia, porque lleva casi 2000 años en pie…Te puedes pasar horas admirándolo desde la plaza o tomarte un café puramente italiano en la conocida “La Tazza d’oro”; o, por ejemplo, tomarte un fabuloso helado mientras ves pasar la vida romana. Además de esto, justo al lado de la plaza, detrás del Pantheon, en la Piazza della Minerva se encuentra escondida una iglesia que es una joya: Santa Maria Sopra Minervan un lugar que es toda una sorpresa y que alberga una preciosa escultura de Miguel Ángel.

campidoglio

Viajes y vivencias: Pepa nos lleva hasta otra inolvidable plaza romana, y lo hace describiéndola de una manera tan impecable que dan ganas de dirigirse hacia ella ahora mismo. Son muchos los rincones de Roma que me gustan, prácticamente toda la ciudad, no en vano es mi capital europea favorita de las que conozco. La mezcla y superposición de estilos arquitectónicos que se ve en sus calles me fascina; lo clásico, lo renacentista, lo barroco, lo neoclásico…todo ahí revuelto en un mismo espacio y que, a pesar de la diversidad de estilos, se ofrece al ciudadano como un maravilloso conjunto urbano único en el mundo. Para esta entrada que propone Florencio tenía que elegir un rincón de Roma y me he decantado por una plaza que me enamoró nada más verla: La Plaza del Campidoglio. Ubicada en Monte Capitolino, se accede a ella a través de la Cordonata, una magnífica rampa escalonada diseñada por Miguel Ángel. Esta rampa está flanqueada por dos enormes esculturas romanas de los héroes Cástor (un guerrero que poseía la habilidad de domar caballos) y Pólux (que destacaba por su destreza en la lucha cuerpo a cuerpo), copias romanas de los originales helenísticos que estaban en el Circus Flaminius. Una vez subes por esta privilegiada entrada, te encuentras la preciosa plaza, obra de Miguel Ángel, en la que el artista reformó los ya existentes Palacio Senatorio (sede del Ayuntamiento de Roma) y Palacio de los Conservadores y construyó el Palacio Nuevo (sede de los Museos Capitolinos). La plaza tiene una planta trapezoidal que consigue alargar la perspectiva creando sensación de más profundidad. A conseguir este efecto también ayuda el característico pavimento en forma elíptica que se añadió a la plaza en 1940 según el diseño del artista renacentista; el centro del mismo es una estrella de 12 puntas sobre la que se asienta una réplica de la escultura ecuestre en bronce del emperador Marco Aurelio, cuyo original se puede contemplar en los museos anexos. Por último anotar que otro de los aspectos que hicieron de esta plaza una de mis favoritas de Roma, es la panorámica sobre el Foro Romano: en la esquina entre el Palacio Senatorio y el Palacio de los Conservadores hay un balcón-mirador desde el que divisa lo que fue el centro neurálgico del Imperio Romano.

12170602_10153531132116355_1695288506_n

Charcotrip: Cambiando de tercio, Olga nos propone un lugar quizás no tan visitado como los anteriores pero, sin duda alguna, inolvidable, como ella misma lo describe. Un rincón de Roma que me resulto muy especial, e impactante a la vez, es la cripta del museo de Santa Maria della Concezione dei Cappuccini. Se compone de varias capillas bellamente decoradas con los huesos de unos 4000 frailes capuchinos. Yo había visto fotos del lugar antes de ir, pensé que me parecería grotesco una vez ahí pero la verdad es que no. Todo está hecho de una manera muy bonita, sé que se lee tétrico que lo diga. Pero después de verlo en persona eso me pareció. Además, la más grande lección del lugar es que nos muestra que no somos eternos, la vida es aquí y ahora, hay que vivirla. El cartel de la entrada a la cripta dice: “Como vosotros nosotros éramos; como nosotros vosotros seréis.” Todos pasaremos por ahí, todos sin excepción. Una lección de humildad.

14667694728_df683ed526_n

Viajar code: Verónica: Todavía menos conocido aún, el lugar que nos recomienda Verónica es de enorme interés y nos retrotrae al pasado clásico de esa ciudad a la que todos los caminos conducían. La Vía Appia Antica, conocida por los romanos como la “regina viarum” (reina de las calzadas) suele quedar apartada de los itinerarios, a pesar de estar al lado de las famosas catacumbas que tanta gente visita. Sin embargo, a nosotros nos encantó pasear por esta antigua calzada romana e imaginar que debían sentir los viajeros que por ella accedían por primera vez a la imponente Roma imperial. Además, esta vía está rodeada de mausoleos y antiguas villas que se pueden visitar, como el imponente mausoleo de Cecilia Metella con su forma circular que pasó a formar parte de un castillo en la edad media donde los viajeros tenían que pagar un peaje. O la Villa de Majencio, donde encontramos el circo mejor conservado de la antigua Roma. Siguiendo por la calzada te encuentras con la Iglesia de Quo Vadis, que señala el lugar donde a San Pedro se le apareció Jesús. Sin duda, una ruta llena de historia y de paisajes preciosos que invitan a un paseo relajado hacia la capital del Imperio.

DSCN0882

Dokodemo Door Blog: Creo que ya resultan innumerables las charlas virtuales sobre viajes que he mantenido con Nacho, y creo también que en casi todas me ha reconocido que Roma es su ciudad favorita. Algunas de sus razones las aporta aquí con su maestría habitual. Cuando la gente me pide consejo sobre Roma, una de las cosas que siempre digo es “si es la primera vez que vas, esté donde esté tu hotel, empieza la visita por el Capitolio”. Situado en una de las 7 míticas colinas de la ciudad, escolta al foro como el lugar más sagrado de la Roma que era caput mundi. Además, la elegante plaza de forma trapezoidal diseñada por Michelangelo presenta en la actualidad un equilibrio perfecto de las diferentes capas de la belleza de la ciudad: Roma antigua, Renacimiento y Barroco conviven disparando hasta el infinito el índice de belleza por metro cuadrado. Los palazzos que flanquean la plaza albergan los Museos Capitolinos, el más bonito de Roma (en mi opinión, claro) y uno de los más recomendables de toda Europa, por continente y contenido. Muchas veces pienso que a la hora de disfrutar un museo menos es más: un tamaño desmesurado lleva al agotamiento físico y mental. Por eso lo prefiero a los Museos Vaticanos. Y por supuesto por las piezas que contiene, como el original de la legendaria Loba Capitolina, la gigantesca cabeza de la estatua de Constantino I, los exquisitos bustos romanos o las magníficas estatuas clásicas griegas. La última vez que estuve tenían una completísima exposición de ritos mortuorios y lápidas de la antigua Roma, todas traducidas y explicadas. Fue uno de los mejores ratos que he pasado nunca en un museo, y eso es mucho decir. Las insuperables vistas al Foro Romano desde una de sus galerías-terraza ponen la guinda a un pastel perfecto. Solo por ellas merecería la pena entrar. Si los museos sirven para viajar en el tiempo, este es el auténtico DeLorean de Marty y Doc.

IMGP4244

Viatges Pedraforca: Apuesto a que la mayoría, yo incluido, tan solo hemos tenido en cuenta a la ciudad romana desde el punto de vista cultural, obviando quizás el natural. Dani no lo ha hecho y aquí nos relata por qué Roma también destaca en este aspecto. A menudo -yo el primero- valoramos una gran ciudad por sus monumentos, su urbanismo, sus museos, su vida cultural y social…, pero obviamos injustamente sus parques y jardines: ¿Qué sería de Londres sin Hyde Park? ¿de Madrid sin el Retiro? ¿O de Nueva York sin Central Park? Roma también tiene sus parques “olvidados”. Uno de ellos es Villa Borghese, que con 80 ha es uno de los mayores parques de la capital italiana, y cuyos orígenes se remontan a inicios del SXVII, cuando el cardenal Scipione Caffarelli Borghese empezó a enjardinar unos terrenos dedicados al cultivo de la viña. Su privilegiada situación en el Monte Pincio (aunque sean 7 las míticas colinas de Roma, en realidad existen más) lo convierte en un excelente mirador de Roma, desde el que se puede contemplar un atardecer mágico. Otro de los grandes atractivos del parque de Villa Borghese son sus esbeltos pinos, inmortalizados por el compositor Respighi en su obra sinfónica “Los pinos de Roma”.

Roma Fontana DI Trevi

Ruta del Mate: Al igual que Anita Ekberg en La Dolce Vita, Flor es una gran amante de la Fontana de Trevi, a la que acude una y otra vez acompañada de sus seres más queridos. Aquí nos cuenta el porqué. Aunque siempre está atestada de gente, la Fontana de Trevi es y será mi rincón favorito en Roma. Fue realizada en el s. XVII siguiendo la tradición de construir una gran fuente al final de los acueductos que traían agua potable a la ciudad. Quizás no sea muy original mi elección pero es que en mi primer viaje a Roma, era lo único que quería conocer de la ciudad y fue, al final del día, lo que más me estremeció. La leyenda dice que arrojar una moneda en sus aguas te asegura el regreso a Roma. Y volví, claro. Pasé por allí de día, de tarde y noche, volví con mis padres, luego con una amiga y más tarde con 14 amigos a celebrar una especie de boda improvisada en la que tanto Neptuno como yo fuimos testigos. También la vi en remodelación con mi hermano Fer y con Juan, la otra mitad de Ruta del Mate. La buena noticia es que esta semana ya terminaron las obras y harán fluir sus aguas nuevamente para estremecer a otros corazones.

fmanega por el mundo: Y tras tanto arte y tanta Historia reunidos en tan breve espacio resulta realmente difícil no repetirse en calificativos hacia esta ciudad superlativa. Aunque, puesto que sus virtudes, bien sean clásicas o barrocas, ya han sido glosadas quizás en demasía, me gustaría poner un cierto contrapunto alabando también lo que podrían ser sus defectos. Campo de’ Fiori pasaría en cualquier otra ciudad por un sitio anodino, de esos que conviene dejar a un lado. Debe su nombre a estar situada en lo que fue un prado y durante la época bajomedieval era el sitio donde se efectuaban las ejecuciones en la ciudad. Una de ellas fue la del filósofo Giordano Bruno, cuya estatua preside la plaza hoy día. Desde hace más de un siglo se celebra aquí un mercado que no destaca precisamente por su glamour sino por su tipismo. Hablando en términos cinematográficos, Campo de’ Fiori no sería nunca Sofia Loren sino Anna Magnani y eso no hace más que incrementar ese magnetismo que me ha atraído hasta ella una y otra vez.

Anuncios

12 pensamientos en “Rincones de Roma recomendados por viajeros (II)

    • Te agradezco mucho tu interesante aportación y espero que sirva a quien la lea para mirar hacia Roma desde un punto de vista diferente. Seguro que quienes tengan en cuenta tu recomendación disfrutarán de una grata experiencia dando un paseo por ese lugar con tanta historia.

      Muchas gracias por tu comentario también.

      Me gusta

  1. Me ha encantado el post 🙂 y mas aun ver mi foto “ilegal” ahi ^_^ no acostumbro infringir las reglas pero esta vez, valia la pena, por que me era imposible expresar con palabras lo que ahi vi.

    Saludos!!

    Me gusta

  2. Ya veo que fue David de Mi mundo en una maleta quién pilló el Panteón antes que yo, je je. En todo caso Roma es mi ciudad europea favorita y cualquier rincón me encanta, mires dónde mires hay arte y eso es algo maravilloso. Tengo que volver ya, porque Roma da para mil visitas y me quedan por ver muchos sitios, ahora más, con todos los rincones que esta entrada y la anterior me han descubierto. Me toca recorrer las iglesias y muchos de sus museos, por ahora las dos veces que he estado me he dedicado a lo puramente arqueológico y a los museos principales, pero claro….hay tanto por ver….Un placer haber colaborado en estas entradas tan interesantes y compartir plantel con tan estupendos compañeros. Lo dicho, gracias por contar conmigo y enhorabuena por la iniciativa!!

    Me gusta

    • Supongo que con tu perfil arqueológico, artístico y cultural Roma debe ser para ti un inacabable conjunto de lugares que conocer. Sin ser tan experto como tú en absoluto, siempre he descubierto sitios nuevos en cada una de mis visitas, ante los que frecuentemente me he quedado con la boca abierta. Desde este punto de vista no cabe duda que Roma es una de las ciudades más interesantes no solo de Europa sino del mundo. espero tener la oportunidad de volver yo también.

      Muchas gracias por tu colaboración y un abrazo.

      Me gusta

  3. ¡Qué de sitios que me quedan sin conocer de Roma! ¡Para volver sin duda!

    Por suerte no me olvido nunca de tirar la moneda en la Fontana Di Trevi… 😉

    Un saludo y muchas gracias por contar con nosotros en este compilado! 🙂

    Me gusta

    • Seguro que con las monedas que has lanzado a la Fontana de Trevi volverás a Roma muchas veces más. Y si sigues lanzando monedas, vas a conocer la capital italiana mejor incluso que sus propios habitantes. 🙂

      Muchas gracias por tu colaboración y un abrazo.

      Me gusta

  4. Gracias por la invitacion a colaborar Floren. Muchas veces los posts colaborativos apenas rascan la superficie por falta de espacio. Este y su predecesor me parecen completos y detallados. Seguro que los leo a conciencia cuando vuelva por Roma. Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Me alegra que a un experto en Roma como tú le hayan gustado, Nacho. Y si en el futuro te sirven de algo, mucho mejor, por supuesto.

      Muchas gracias por tu colaboración y un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s