Inicio » América » Amor verdadero

Amor verdadero

DSCN0326

Los habitantes de la caribeña isla de Tobago llevan más de doscientos años intentando resolver un misterio cuya solución se antoja complicada. Fue a finales del siglo XVIII cuando falleció Betty Stiven, una joven mujer sobre quien no se tienen demasiados datos. Su vida transcurrió rauda y seguramente con la misma presteza habría sido olvidada por sus convecinos de no ser por una frase que alguien hizo grabar en la lápida que cubrió su sepulcro. La última parte de la inscripción reza así: Fue madre sin saberlo y esposa sin dejar que su marido lo supiera, excepto por sus complacencias hacia él. Desde entonces, estas palabras se han convertido en un enigma que todavía nadie ha podido resolver.

DSCN0330

Se encuentra esta misteriosa tumba en la localidad de Plymouth, situada al oeste de Tobago y segunda en número de habitantes, a pesar de que éstos deben superar por poco el millar. Puede presumir sin embargo esta villa de una larga historia, que comenzó a principios del siglo XVII cuando navegantes europeos desembarcaron en aquel lugar. Prueba de su importancia es que aquí se encuentran tanto la iglesia como el fuerte más antiguos de la isla. Y no es de extrañar que fuera éste uno de los primeros puntos elegidos por los recién llegados para establecerse, pues domina una bahía protegida por acantilados que muestran que el Caribe a veces no es tan tranquilo como lo pintan. A lo largo de los siguientes dos siglos, Plymouth fue objeto de duras disputas entre franceses, ingleses, holandeses y hasta los antepasados de los actuales ciudadanos letones.

DSCN0334

Porque, en efecto, a mediados del siglo XVII se asentaron en este emplazamiento pioneros procedentes del ducado de Curlandia, situado entonces en el actual territorio de Letonia. Aquí levantaron una fortaleza, a la que llamaron Fort Jakobus. Protegía ésta a una ciudad a la que conocían como Jacobsstadt, que más adelante paso a ser denominada Plymouth. Nada más llegar, fundaron también una iglesia evangélica luterana, religión de la que eran fervientes practicantes. Y poco a poco fueron creando nuevas colonias en otros puntos de Tobago, a la que se referían como Nueva Curlandia. Pero pronto llegaron conquistadores holandeses que, debido a su superior número, se hicieron con el control de la isla pocos años más tarde.

DSCN0332

Salvo algún topónimo, como el que da nombre a la bahía sobre la que Plymouth mira al Caribe, que es conocida como Great Courland Bay, poco queda de Nueva Curlandia en la villa. El fuerte fue reformado por los ingleses a comienzos del siglo XIX y pasó a llamarse Fort James. No se distinguen rasgos nórdicos entre la población, que en su mayoría desciende de esclavos africanos traídos a Tobago con posterioridad. Al parecer, ése era también el origen de Betty Stiven, según asegura una de las muchas teorías emitidas para tratar de solucionar el misterio. Afirma ésta que un rico hacendado se enamoró locamente de ella cuando era poco más que una niña, amor que ambos mantuvieron en secreto pues este tipo de relaciones no estaba demasiado bien visto en la época.

DSCN0327

Siempre de acuerdo a este supuesto, Betty quedó embarazada del acaudalado tratante, que había pasado a ser el dueño de la hacienda donde ella vivía. Pero, desafortunadamente, una enfermedad la dejó inconsciente cuando se acercaba el momento del parto. En ese estado dio a luz a cuatro niños, de los que sobrevivieron tres, que fueron dados en adopción a otras mujeres en secreto. Aunque la joven recuperó la consciencia durante un tiempo, murió sin saber que había sido madre y fue enterrada junto al hijo fallecido en el parto por quien ya era su marido. Pues, aunque no hubieran pasado por el altar, Betty fue la esposa del hacendado a todos los efectos, en conformidad con una tradición local. Sea cierta o falsa esta teoría, mientras miraba aquella lápida tuve la seguridad de que las enigmáticas palabras grabadas en ella esconden una historia de amor verdadero.

Anuncios

6 pensamientos en “Amor verdadero

    • Sí, Tobago es una isla que despide tranquilidad, tal y como se desprende de esta historia. Betty se llevó el secreto a su tumba y probablemente nunca se sabrá que ocurrió en realidad.

      Muchas gracias por vuestro comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s