Inicio » América » ¿Paraíso o infierno?

¿Paraíso o infierno?

68580030

A pesar de lo que su nombre sugiere, Paradise Island está muy lejos de responder al concepto de isla paradisiaca que habitualmente se tiene. En realidad, no es más que un islote situado a corta distancia de la capital de Bahamas, Nassau, localizada a su vez en la vecina isla de New Providence. Hasta hace unos cincuenta años su nombre era Hog Island, es decir isla del cerdo, apelativo que no debió gustar del todo a un magnate que la adquirió en aquella época. Por consiguiente, una de las primeras medidas que tomó su nuevo dueño fue renombrarla con la más pomposa denominación de Isla Paraíso. La intención de su flamante propietario no era la de instalarse allí, sino la de explotar el incipiente potencial turístico del archipiélago, por lo que poco a poco fue estableciendo diversos negocios en la islita.

68580023

Con el fin de que el acceso a Paradise Island fuera lo más sencillo posible, se decidió construir un puente que la conectara con Nassau por encima del puerto de ésta. Florecientes empresas habían comenzado a prosperar en la isla, incluyendo algunas relacionadas con el juego. Paradise Island iba convirtiéndose pues en un destino ideal, tanto para la élite bahameña como para los turistas y hombres de negocio que empezaban a llegar al país, provenientes fundamentalmente de los cercanos Estados Unidos. Poco a poco, el puerto de Nassau fue quedándose pequeño para los cada vez más numerosos yates que arribaban a este nuevo lugar de moda entre las clases pudientes. Más adelante llegaron los cruceros, lujo que por entonces solo la jet set podía permitirse pero que pronto se convirtieron en asequibles para una clientela más numerosa.

68580029

Dar una vuelta por Paradise Island es una actividad al menos curiosa. Se llega fácilmente desde Nassau, bien cruzando el puente que las une o tomando un taxi de agua que hasta allí te acerque desde el puerto. Una vez se pisa el islote, el paisaje cambia espectacularmente con respecto a la capital vecina. El ambiente festivo y un tanto hortera que dan a Nassau las hordas de turistas, procedentes de múltiples cruceros, que vagan de un tenderete a otro por los alrededores del puerto, pasa a ser mucho más relajado e intimista en Paradise Island. No hay edificios coloniales, como aún sucede en la capital, pero a cambio se ven mansiones cuyos propietarios suelen ser gente muy adinerada. Los vehículos que circulan por las cuidadas calles son casi siempre de superlujo. Y no debe ser difícil ver a algún que otro famoso jugando un partido de golf en el espectacular campo construido en el lugar.

68580028

Un sitio con tanta gente guapa no podía pasar desapercibido para los propietarios de las grandes cadenas hoteleras. Paradise Island fue elegida por el mismísimo Donald Trump, que compró la isla para establecer allí un grandioso hotel, que incluye un casino al más puro estilo de Las Vegas. Algunos años más tarde, el islote pasó a manos de Sol Kerzner, otro famoso hombre de negocios, que remodeló el complejo hotelero y lo renombró con su actual denominación de Atlantis Resort. Es este lugar una obra megalómana donde las haya, con sus impresionantes torres conectadas a través de un puente como si de las Petronas se tratara. Allá arriba está situada la Bridge Suite, que hace no muchos años era la habitación de hotel más cara del mundo debido a los veinte mil euros que suponía pasar la noche en ella.

68580024

Incluye el Atlantis, también, un moderno parque acuático privado, con numerosas piscinas, cascadas y hasta representaciones de templos mayas por las que es posible deslizarse hasta el agua. Aunque la entrada a la mayor parte del complejo está restringida a los residentes, los que hasta allí llegan disponen de libre acceso a la fastuosa recepción, así como a un espectacular acuario en el que pueden verse numerosas especies, destacando unas rayas gigantes que parecen planear en el agua. Demasiado fasto, demasiado lujo, demasiada opulencia en este lugar, que me resultó a todas luces excesivo. Aunque, pensándolo bien, con sus más de seis mil empleados el Atlantis Resort es quizás la principal empresa de Bahamas. ¿Su presencia es, por tanto, positiva o negativa para la población local? ¿Se trata de un paraíso o más bien de un infierno?

Anuncios

2 pensamientos en “¿Paraíso o infierno?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s