Inicio » La cuenta atrás » La cuenta atrás: Rosabel Serrano

La cuenta atrás: Rosabel Serrano

IMG_3212 (FILEminimizer)

Comienza la cuenta atrás para Rosabel Serrano. Aunque ya apuntaba maneras desde niña, la explosión viajera de Rosabel se produjo hace unos quince años y desde entonces no ha parado. Numerosos destinos jalonan su trayectoria y en todos ellos ha aprendido algo nuevo. Desde hace unos meses narra sus experiencias en Roseviaja, interesante blog tanto por su diversidad como por su filosofía. Llegué hasta él atraído por el primer aspecto, pero lo que realmente me atrapó está más bien relacionado con el segundo, especialmente con la afirmación de su autora de que lo que siempre le ha motivado en la vida ha sido aprender. En un gremio tan egocéntrico como el de los blogueros de viaje españoles, donde la mayoría se pasa el tiempo mirándose continuamente al ombligo, encontrar a alguien que disfrute aprendiendo es un hecho casi insólito. Con ustedes, Rosabel Serrano.

10. El viajero, ¿nace o se hace?

Yo creo que es algo que llevas dentro de ti, independientemente de dónde vengas o de cómo sean tus padres, y que, con el tiempo, y las circunstancias, desarrollas, en un sentido u otro. Mi familia, nunca fue viajera, y sin embargo, yo de pequeña quería ser enfermera e irme a vivir a Suiza (no tengo explicación para esto, me apetecía ver las vacas de los anuncios de Milka y punto). Con el tiempo, siempre que había una excursión del colegio, era la primera en apuntarme, y poco a poco, con los años, la lejanía de los viajes fue aumentando. La primera vez que me fui a Asia, no le dije nada a mi madre, para no asustarla. Al volver, le tuve que enseñar en el mapamundi dónde estaba ubicada Laos.

9. ¿Vives para viajar o viajas para vivir?

Para mí, viajar y vivir están fusionadas. No concibo mi vida sin los viajes, ni tampoco estar viva si no es para viajar. Entiendo perfectamente a los que viven para su trabajo, o para alguna afición, porque a mí me pasa lo mismo con los viajes. Hoy en día, tengo un trabajo normal para poder costearme los viajes. En unos añitos, estoy planeando la vuelta al mundo… todo se andará.

8. Si alguna vez te pierdes, ¿dónde no deberíamos buscarte?

Si me pierdo, no me busques, será que me he cansado de toda esta sociedad y he decidido que no me encuentren. No creo que la vida que llevamos aquí, proporcione la felicidad.

Búscame en Asia, allí seguro que estoy. Probablemente, en Shangril.la, donde estaré bailando los domingos en la plaza del pueblo, como suelen hacer, o en Luang Prabang, mi ciudad favorita. Nunca me busques en lugares masificados o llenos de turistas, porque no me gustan demasiado.

7. Dicen que la cabra tira al monte…y tú, ¿para donde tiras?

Yo tiro a África. Así de claro. Me encanta su naturaleza y sus gentes, y necesito ir cada cierto tiempo.

6. ¿Estás de acuerdo con quien afirmó que viajar, como todas las drogas, requiere un aumento constante de la dosis?

Afortunadamente, sí. Así es. Y me declaro drogadicta en potencia de los viajes mochileros. Me entra el “mono”, cuando llevo tiempo sin viajar. Necesito colgarme la mochila, dormir en guesthouses perdidas de la civilización, visitar lugares donde parece que hayamos llegado nosotros los primeros… Al viajar de este modo, rompes completamente con tu rutina, y llega un momento, que es como si tuvieses otra vida, más completa, en la que disfrutar de los paisajes o de las gentes de los sitios a los que vas llegando, es lo más importante de tu existencia…. Creo que voy a seguir con esta droga durante mucho tiempo…

5. ¿Crees que los prejuicios que suelen acompañar a quien no sale de su tierra se curan viajando? ¿O por el contrario el hecho de viajar los reafirma?

Mi opinión es que es imposible viajar, y seguir viendo el mundo a tu alrededor de la misma forma. Cuando viajas, conoces a gente de todo tipo, con todo tipo de creencias, y de costumbres muy diferentes a las tuyas. Si cuando vuelves de viaje, todavía tienes prejuicios sobre las diferentes razas o religiones, es que no has aprendido nada. Lo más importante que he aprendido después de todos estos años, es que las personas, somos iguales en todos los lugares, solamente la religión y los aspectos culturales son distintos. En ocasiones, viajando sola, he tenido algún percance, y he visto como la gente de allí me ayudaba. Eso confirma que al final, hay más personas buenas que malas en el mundo, y no hay que dejarnos llevar por las noticias ni las ideas preconcebidas.

4. Cuando decides hacer un viaje, ¿eliges tú el destino o dejas que el destino te elija a ti?

Es el destino el que elije los viajes. Me suele pasar, que de repente, me pasan dos o tres lugares por la cabeza, y empiezo a ver, sin buscarlo, mucha información de uno de ellos. Poco a poco, salen más cosas, y, sorpresa! También algún vuelo barato (parte importante para terminar de decidir si voy o no). Por supuesto, hay destinos en mi cabeza que siguen en la parte top de la lista viajera esperando su turno.

3. En tus viajes, ¿te resulta más interesante el patrimonio cultural y natural de los lugares que visitas o te decantas por el patrimonio humano?

La razón de que me guste tanto viajar, es porque me da la posibilidad de aprender, y durante los viajes, es donde más aprendo. No solamente sobre los lugares, sino también sobre su cultura y sus gentes. En general, cada viaje, lleva dosis de patrimonio cultural, naturaleza, cultura y gentes. No creo que un viaje sea un aspecto solo, sino la suma de todos ellos.

2. ¿Qué opinas de esas asociaciones de viajeros de nombre tan anglosajón y cuyos miembros en buena parte desconocen la lengua de Shakespeare?

Pues que queda “cool”, como dirían algunos en broma. A pesar de que hoy en día existen ya muchas páginas web en las que encontrar información de todos los lugares que visito, sigo utilizando, muchas veces, los blogs de viaje. No por la información práctica que me puedan aportar, sino por qué les ha parecido el lugar que han visitado. Hay muchos, y buenos, blogs de viaje. Y también hay muchos malos. También ocurre que es algo muy personal, y lo que a mí me gusta leer, puede que a otro le resulte aburrido, y viceversa. Es algo muy subjetivo.

1. Una que no me resisto a hacerte: ¿Qué es lo más importante que has aprendido viajando?

He aprendido varias cosas:

1. A no llevar ideas preconcebidas, y aceptar que las cosas, son como son.

2. A comer mejor y no ser tan especial con la comida.

3. A quitarme muchos ascos, y a comer y dormir en cualquier sitio.

4. A improvisar y adaptarme según las circunstancias.

5. A vivir….

0. Para terminar la cuenta atrás y comenzar el viaje, indícanos tus cinco lugares que todo el mundo debería visitar antes de morir

No son tanto lugares, como sensaciones, que se pueden vivir en determinadas partes del mundo únicamente:

* Hay que ir a EEUU, y ver cómo se vive allí. Lo vemos demasiado en las películas, como para no palparlo realmente.

* Hay que ir a algún país de África del Este, y ver una puesta de sol. Nunca la olvidarás.

* Alquilar un coche en la Toscana y disfrutar de sus paisajes y su gastronomía es una de las mejores experiencias que he tenido.

* Perderte en Laos, donde el budismo, en mi opinión, es más auténtico que en cualquier otro lugar. Además, la calidad humana de sus gentes y su inocencia es un gran aliciente para visitar este bonito país.

* Tailandia: de norte a sur, de este a oeste. Es un país que lo tiene todo. Es diversión, playa, paisajes, pero también gente amable, montaña, sensaciones. Búscame allí en unos añitos…

Espero que muy pronto llegues a dar esa vuelta al mundo con la que sueñas y luego nos la cuentes.

Anuncios

4 pensamientos en “La cuenta atrás: Rosabel Serrano

  1. Creo que esta necesidad de estar aprendiendo siempre es un factor común en muchos de los viajeros. Hasta el momento, es la mejor forma que he encontrado de aprender más cosas por día. Genial entrevista!

    Me gusta

    • Coincido contigo en que la curiosidad por aprender es un factor común entre todos los viajeros, al menos entre los que he conocido. En el caso de los blogueros de viajes, sin embargo, creo que es más bien al contrario. Suele imponerse la idea de “inspirar” o “influenciar”, demasiadas veces sin argumentos suficientes para ello y siempre dejándose llevar por un egocentrismo que es digno de estudio. Cuando leí en el blog de Rosabel que su máxima motivación en la vida es aprender, quedé agradablemente sorprendido por ello.

      Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

      Me gusta

  2. Una viajera con la que me identifico en muchas de sus respuestas. Desconocía la existencia de su blog y viendo su currículum, veo que también coincidimos en muchos destinos y en su pasión por África. Me quedo con esa frase de que cuando viajas, mejor dejar de lado noticias e ideas preconcebidas. Muy buena entrevista.

    Me gusta

    • Vuestra pasión por África os identifica a ambos. Y creo que también compartís ese punto de curiosidad y afán de aprender cosas nuevas que caracteriza a los grandes viajeros.

      Muchas gracias por tus palabras y un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s