Inicio » Favoritos » 13 Pequeñas Antillas que maravillan

13 Pequeñas Antillas que maravillan

Aunque no llega al nivel de la técnica empleada para la construcción de las pirámides de Egipto, uno de los misterios más recónditos relacionados con el mundo de los viajes tiene que ver con el poco aprecio que siente el viajero hispano respecto al Caribe menos conocido. Para los españoles, en general, territorio tan exótico suele ser sota, caballo y rey. O, lo que es lo mismo, Cuba, Punta Cana y la Riviera Maya. Líbrenme los dioses de pensar, y mucho menos argumentar, que esas zonas no presuman de múltiples atractivos que aseguran unas vacaciones de ensueño. Pero espero que me sea permitido afirmar que las Pequeñas Antillas no las desmerecen en absoluto, incluso las superan en algunos aspectos.

¿Pequeñas qué? Las Pequeñas Antillas son una cadena de islitas que se extienden formando una especie de semicírculo desde Puerto Rico hasta la costa venezolana. Incluidas las islas menores, algunas de ellas deshabitadas, no llegan a alcanzar el centenar de elementos y la mayor de ellas, la isla de Trinidad, no supera los cinco mil kilómetros cuadrados de superficie. Aunque esta isla es una excepción, porque la inmensa mayoría del resto está por debajo de los quinientos kilómetros cuadrados de extensión o llega a ellos con dificultad. En cuanto a su morfología, se dividen entre islas volcánicas o coralinas, como veremos a continuación.

Así que, sin más preámbulos y sin pretender convencer a nadie de que las visite, aquí dejo algunas razones por las que las Pequeñas Antillas me convencieron desde la primera oportunidad que tuve de conocerlas.

Antigua (Antigua y Barbuda): Sin tratar desmerecer a ninguna otra, en mi opinión Antigua es la isla caribeña por excelencia. Afirman sus habitantes que tiene un total de trescientas sesenta y cinco playas, una por cada día del año, y, sobre el terreno, no resulta extraño en absoluto. Algunas, como Dickenson Bay, Galleon Beach o Half Moon Bay, están sin discusión entre las mejores playas del Caribe.

Curaçao (Países Bajos): Isla coralina, como la anterior, Curaçao presume de un licor de tonalidad azulada que la ha hecho famosa desde hace décadas. Más interesante aún es su capital, Willemstad, probablemente la población más atractiva de la zona debido a su arquitectura colonial. Aunque Curaçao es mucho más que eso y no hay que olvidar su naturaleza, sus fortalezas y su larga historia.

Saint Kitts (Saint Kitts y Nevis): La isla de San Cristóbal, así bautizada por Colón al divisarla en 1493, fue antes conocida como Liamuiga, que en el idioma caribe significaba isla fértil. Posteriormente, pasó de mano en mano entre franceses e ingleses, que acabaron en pocas décadas con todo vestigio de población local. Actualmente, sus habitantes son de origen africano y su lugar más interesante es la espectacular fortaleza denominada Brimstone Hill.

Saint Barth (Francia): Si hay una isla exótica en el Caribe, no me cabe duda alguna de que se trata de ésta. Y, al contrario de lo que podría pensarse, mi impresión no tiene nada que ver con su naturaleza sino con su pasado. La isla de San Bartolomé fue descubierta por Colón un 24 de agosto, debido a lo cual le fue asignada tal denominación. Más adelante pasó a posesión francesa y luego sueca, siendo la única posesión escandinava en el Caribe, hecho del que dan fe el ambiente y el nombre de su capital, Gustavia. Actualmente está de nuevo en manos galas y en ella destacan playas como la excepcional Shell Beach.

DSCN0464

Barbados (Barbados): Algo apartada de la alineación casi perfecta que muestra el resto de Pequeñas Antillas, Barbados es a veces considerada fuera del resto. Con permiso de Antigua, se trata de la isla con ambiente más británico de todas ellas, a pesar de que fue probablemente Colón el primer europeo que puso pie en su territorio y que su nombre sea de origen portugués. Su capital, Bridgetown, está declarada Patrimonio de la Humanidad.

Margarita (Venezuela): En un estado tan extenso como lo es Venezuela, resulta casi impensable encontrar una isla tan pequeña como Margarita capaz de almacenar tanta biodiversidad. Coronada por el Cerro El Copey, que con casi mil metros de altura es la cima de la isla, contiene zonas tan emblemáticas como la laguna de La Restinga, declarada Parque Nacional, algo que en el país venezolano es mucho decir.

DSCN0506

San Vicente (San Vicente y las Granadinas): Exuberante vegetación, larga historia, playas espectaculares, vulcanismo activo en su interior. San Vicente es una isla de ensueño, como lo demuestran lugares como la paradisiaca bahía conocida como Wallilabou Bay, zonas interiores como el excepcional valle de Mesopotamia, antiguas plantaciones como Mount Wynne o exóticas playas como Indian Bay Beach. Imposible que esta isla decepcione a nadie.

Saint Martin / Sint Maarten (Francia / Países Bajos): Descubierta para Occidente también por Cristóbal Colón, que la bautizó como isla de San Martín por haberla pisado por primera vez en esa festividad, esta isla está actualmente compartida entre los estados de Francia y los Países Bajos. Como consecuencia de ello, está densamente poblada, aunque esto no le resta atractivo, como lo prueban la exclusiva Simpson Bay Lagoon, situada en su mayor parte en el lado francés, o el ambiente caribeño que se vive en Philipsburg, capital de la parte neerlandesa.

DSCN0354

Tobago (Trinidad y Tobago): Desprendiendo tranquilidad a raudales, Tobago ofrece al visitante quizás las mejores muestras del easy going caribeño. Probablemente todo se deba a la vida calma de la que gozó Robinson Crusoe en la isla, o quizás no, pero los días que pasé en este lugar los recuerdo como algunos de los más tranquilos de mi vida. Con mucho que ver además, como lo prueban playas como Store Bay, cascadas como Argyle Waterfalls, fuertes como Fort King George o Fort James y, especialmente, Main Ridge Forest Reserve, uno de los primeros espacios naturales protegidos a nivel mundial.

DSCN0207

Granada (Granada): También, también fue Colón el primer occidental que se supone llegó a esta isla. Y no la llamó Granada, sino Concepción, aunque su denominación fue posteriormente cambiada a la actual debido a la similitud que alguien encontró entre sus montañas y las de Sierra Nevada. Su origen es volcánico y tiene numerosos puntos de interés, como las cascadas denominadas Concord Waterfalls, el lago Grand Etang, el fuerte conocido como Fort George y, especialmente, su capital, Saint George, la ciudad más atractiva de las Pequeñas Antillas con permiso de Willemstad.

Aruba (Países Bajos): Pequeña isla coralina, prácticamente plana, Aruba alcanza sus puntos culminantes en los montes Hooiberg y Jamanota, ambos de menos de doscientos metros de altura. Destaca por sus playas, como la de Andicuri, y su lengua oficial es el papiamento, curiosísimo lenguaje mediante el que se supone se comunicaban los piratas del Caribe y que no resulta indiferente a quienes nos manejamos medianamente bien en español y portugués.

Santa Lucía (Santa Lucía): Famosa por sus montañas cuasi gemelas conocidas como Pitons, Santa Lucía es una isla volcánica que, como no podía ser de otra manera, fue descubierta por Colón para Occidente a comienzos del siglo XVI. A pesar de que el idioma oficial es el inglés, la mayoría de la población se maneja en un criollo que recuerda mucho al francés, como prueba de las casi quince veces que la isla cambió de manos entre franceses e ingleses en el pasado. Su interior guarda algunos de los tesoros más ocultos del Caribe, como la espectacular bahía denominada Marigot Bay.

Dominica (Dominica): Y dejamos para el final a la auténtica perla del Caribe, una de las islas más hermosas del mundo en mi opinión. Dominica es una joya de la naturaleza, un lugar donde el tiempo parece haberse detenido y puesto a disposición del visitante. Cascadas como Trafalgar Falls, piscinas naturales como Emerald Pool, pequeños géiseres, volcanes de lodo, fumarolas, prueban la actividad interna de un lugar que desmerece a muy pocos. Tanto, que incluso los últimos caribes, los indígenas que dieron nombre a ese territorio común a todas las Pequeñas Antillas, tienen aquí su último y apreciado refugio. No me arrepiento de haberlo contado pero hacedme el favor de guardar el secreto.

Anuncios

8 pensamientos en “13 Pequeñas Antillas que maravillan

  1. Que bonito artículo y que difícil es llegar a estos lugares. La verdad es que me gustaría tener la oportunidad de pisar algunas más, ni que fuera durante una jornada en otro crucerito. Algunas para disfrutar de sus playas, otras de sus fortalezas o otras de sus manglares. En fin, nunca se sabe!

    Me gusta

    • Seguro que en el futuro llegarás a varias otras de estas islas. Y seguro que te gustarían casi todas, porque la mayor parte de ellas esconden rincones realmente atractivos. Es una pena que sean tan poco conocidas.

      Muchas gracias por tus palabras y un abrazo.

      Me gusta

    • Suelen concentrar en un territorio muy pequeño casi todo lo que ofrecen las Grandes Antillas, con las ventajas que ello conlleva. Ya me contarás que te parecen cuando tengas la oportunidad de verlas.

      Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

      Me gusta

    • Me lo ponéis muy difícil, pero lo intento.

      – Dominica, por su naturaleza única y su relativo aislamiento

      – Antigua, por su tranquilidad y porque sus playas son de las mejores del Caribe

      – San Vicente, porque es un compendio del resto: exuberante vegetación, cascadas, montañas, pintorescas bahías y buenas playas

      Me gusta

  2. Buen articulo Floren. Ya hemos hablado muchas veces del caracter localista del Caribe en general y de las Pequeñas Antillas en particular. Cada isla esta conectada sobre todo al pais de cuyo imperio formaron (o forman) parte, con la excepcion de vuelos a USA ya que geograficamente esta mas cerca.

    Yo conozco Antigua&Babuda y Santa Lucia. Llevandote la contraria me parecio mas bonita la segunda y la recomendaria antes, una isla con una naturaleza espectacular. Eso sin desmerecer a Antigua, aunque cuando estuve alli me gusto muchisimo su misnuscula isla hermana Barbuda.

    Respecto a los comentarios yo no creo que sean desconocidas en absoluto. Simplemente en Espanha la gente va al Caribe de habla hispana mientras que desde el Reino Unido se va habitualmente a las que fueron suyas y ahora son parte de la Commonwealth. En Londres Antigua es mucho mas conocida que la Republica Dominicana como destino. Lo mismo vale para Francia u Holanda. Tampoco es dificil llegar, desde Londres, Paris o Amsterdam hay vuelos directos con mas de una companhia a practicamente todas ellas.

    Como curiosidad hay cierta constumbre entre los ingleses (que se lo pueden permitir claro) de recorrer las antillas empezando en Trinidad y Tobago y terminando en Cuba como viaje de “me acabo de jubilar” en veleros alquilados.

    Un abrazo

    Me gusta

    • Creo que es una lástima tanto que los sajones en general desconozcan islas como Cuba o La Española como que los hispanos no aprecien demasiado las Pequeñas Antillas. El idioma no debería ser un impedimento en este último caso, más teniendo en cuenta que casi todas ellas tienen pasado español y que en algunas todavía se habla el papiamento, curiosísimo lenguaje que no sé si has escuchado alguna vez.

      Santa Lucía es una isla espectacular, sin duda. Más parecida a San Vicente o Granada, quizás incluso más exuberante. Antigua es diferente, destaca sobre todo por sus playas, como bien sabes. Aprovecho para recomendarte una vez más Dominica, esa sí que creo que te gustaría, a pesar de su carencia casi absoluta de playas.

      Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s