Inicio » Favoritos » 10 plazas madrileñas de obligada reseña

10 plazas madrileñas de obligada reseña

dscf0195

Debo admitir que durante las más de dos décadas en las que Madrid fue mi lugar de residencia no le presté la debida atención a su patrimonio monumental. Dicho sea esto de forma suave, porque la realidad es que prácticamente no le di importancia alguna. Pero el paso del tiempo todo lo relativiza y tuve que abandonar la capital de España, como lugar de residencia en 2004 y de manera momentáneamente definitiva en 2012, para caer en la cuenta de mi error. Desde entonces, le he dedicado al importante legado de la urbe madrileña la atención que merecía durante mis esporádicas visitas, haciendo especial hincapié en sus plazas.

Supongo que en una ciudad del tamaño y las circunstancias de Madrid, el número de plazas que alberga debe contarse por centenares, quizás por miles. Sería demasiado exhaustivo, por consiguiente, intentar listar un porcentaje significativo de ellas. Centrémonos pues en apenas un puñado, que debido a sus características son las que más sensaciones me transmiten. Como era de esperar, todas ellas están situadas en la parte más antigua de la villa y concentran a su alrededor un buen número de elementos destacables desde el punto de vista patrimonial.

Yendo al grano y dejando a un lado los preámbulos, aquí tenéis mis diez plazas madrileñas favoritas. ¿Cuáles son las vuestras?

dscf0193

Plaza Mayor: Con permiso de la impresionante Plaza Mayor de Salamanca, la de Madrid es probablemente la plaza más atractiva de las ciudades españolas. Originalmente situada extramuros y por ello conocida como plaza del Arrabal, fue sitio de mercado y de encuentro ciudadano ya desde el siglo XVI. Su versión actual data de finales de ese mismo siglo, cuando se construyó la conocida como Casa de la Panadería. Desde entonces, ha sabido mantener un innegable atractivo en la villa madrileña.

dscn0108

Plaza de España: Surgida como un espacio ajardinado en el lugar donde anteriormente florecían un grupo de huertos, la Plaza de España no adquirió su aspecto actual hasta bien entrado el siglo XX. Fue entonces cuando se construyeron sus edificios más emblemáticos, los rascacielos más altos de la ciudad y de España en la segunda mitad de ese siglo. Son denominados Torre de Madrid y Edificio España, respectivamente, aunque esta plaza también presume de un interesante edificio modernista, la Casa Gallardo, así como de la famosa fuente monumental dedicada a Cervantes y su obra más conocida.

dscf0215

Plaza de Cibeles: Aunque el centro neurálgico de esta plaza lo ocupa la muy conocida fuente dedicada a la diosa Cibeles en la segunda mitad del siglo XVIII, la plaza homónima es mucho más que eso. A su alrededor se sitúan algunas de las edificaciones más espectaculares, no ya de Madrid sino de España. Destaca sobremanera el fabuloso Palacio de Comunicaciones, obra de comienzos del siglo XX y sede del Ayuntamiento de Madrid desde 2007.

dscf0227

Plaza de Cánovas del Castillo: Muy cerca de ella se sitúa la plaza de Cánovas del Castillo o de Neptuno, que no desmerece nada a su vecina en cuanto a monumentalidad. Diseñada por el gran arquitecto Ventura Rodríguez, como la anterior, la fuente de Neptuno tomó forma en la segunda mitad del siglo XVIII también. Además de su cercanía a dos de los museos pictóricos más interesantes del mundo, está rodeada por dos magníficas edificaciones como lo son los hoteles Ritz y Palace, ambos de comienzos del siglo XX.

DSCN0116

Plaza del Callao: Fue en esa segunda década del siglo XX cuando quedó constituida la denominada Plaza del Callao, en honor a una batalla sucedida en la ciudad peruana del mismo nombre. Aunque no destaca excesivamente por su monumentalidad, algunas de las edificaciones que la rodean son muy destacables. Entre ellas el edificio Carrión, obra de la primera mitad del siglo XX que es un auténtico icono del expresionismo madrileño y cuyo anuncio de una marca de bebidas le da un cierto aspecto warholiano.

dscf0208

Puerta del Sol: Si hay una plaza madrileña influyente en la actualidad, no me cabe la menor duda de que ésa es la Puerta del Sol. Al contrario de lo que suele creerse, su denominación tiene poco que ver con el astro rey, al menos en lo que a su posición geodésica se refiere. Más bien se debe a un sol que, no está claro por qué, estaba dibujado en uno de los accesos a la villa en época medieval. En la actualidad, se trata de un punto neurálgico tanto de Madrid como de España, no en vano en ella está situado el kilómetro cero de las carreteras españolas y adquiere especial relevancia en época navideña.

dscf0308

Plaza de Oriente: Al parecer, la traza actual de esta plaza madrileña es de mediados del siglo XIX, aunque algunos edificios que la conforman son muy anteriores. Destaca entre ellos el Palacio Real, construido a mediados del siglo XVIII para reemplazar uno anterior que había sido destruido por el fuego. En el lado opuesto se sitúa el Teatro Real, mientras que el resto del espacio está ocupado por diversos jardines, en los que puede verse una imponente colección escultórica dedicada a una veintena de monarcas hispanos.

dscf0362

Plaza del Emperador Carlos V: Más conocida como Plaza de Atocha, en esta glorieta confluyen numerosas calles, algunas de bastante importancia en la traza de la villa madrileña. Entre los edificios que la rodean, destacan sobremanera el Museo Reina Sofía, obra culmen de la vanguardia artística en la capital española, el poco valorado pero excepcional Palacio de Fomento, sede actual del Ministerio de Agricultura español, y la estación de Atocha, obra de mediados del siglo XIX que sigue despuntando por su valía en pleno siglo XXI.

dscf0223

Plaza de la Independencia: Seguramente, esta plaza pasaría completamente desapercibida en cualquier lugar si no fuera por la edificación que se encuentra en su centro. La famosa Puerta de Alcalá fue construida en la segunda mitad del siglo XVIII como acceso a la capital de la vía proveniente de la cercana ciudad alcalaína. Casi un siglo después se diseñó la plaza tal y como la conocemos en la actualidad, cuando empezó a constituirse el ensanche de Madrid.

Plaza de la Villa: Dejamos para el final la plaza madrileña que concentra más historia a su alrededor. La Plaza de la Villa recibió su actual denominación cuando Enrique IV adjudicó a Madrid el título de Muy Noble y Muy Leal Villa, en la segunda mitad del siglo XV. Además de una estatua dedicada a Don Álvaro de Bazán, en ella se sitúan tres edificios de enorme interés. Destaca entre ellos la Casa de la Villa, que sirvió como Ayuntamiento de la ciudad durante más de trescientos años. No le desmerece la Casa de Cisneros, edificación plateresca del siglo XVI donde nació el conde de Romanones. Junto a ella, la Casa y Torre de los Lujanes, erigida en el siglo XV es la construcción más antigua de esta castiza villa madrileña. Villa, que no ciudad, porque este último título no lo ha conseguido aún.

Anuncios

Un pensamiento en “10 plazas madrileñas de obligada reseña

  1. Pingback: 10 plazas tan bellas que dejan huella | fmanega por el mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s