Inicio » América » Orgullo porteño

Orgullo porteño

Si hay algo en lo que mi habitual compañera de viajes y yo coincidimos en este aspecto es en la debilidad que sentimos por Buenos Aires. Hemos visitado la capital argentina un par de veces y seguro que volveremos, porque esta ciudad ejerce sobre nosotros una fascinación especial. Seguramente no sea la villa más monumental que hemos conocido, ni sus edificios sean los más espectaculares, ni la calidad de sus museos destaque sobre los de muchas ciudades europeas pero es un lugar que nos atrae sobremanera. Su tradicional cosmopolitismo, el ambiente cultural que allí se respira y la gracia en el hablar y el orgullo que caracterizan a sus habitantes nos resultan del todo atractivos.

Los porteños están convencidos de que su ciudad es muy similar a París. Quizás sea porque ambas urbes guardan un cierto parecido arquitectónico, puede que por el obelisco situado en la Plaza de la República. El Obelisco, con mayúsculas, tiene casi setenta metros de altura y es el verdadero icono de la ciudad bonaerense. Hasta él llega la avenida 9 de Julio, una de las más amplias del mundo con sus ciento cuarenta metros de anchura. Cruzar esta enorme calle no es fácil para el peatón, se requieren varios minutos para hacerlo. Otros lugares de interés en la ciudad son el barrio de Recoleta, donde la cultura se respira a cada paso y en el que se encuentra el famoso cementerio al que los curiosos se acercan para ver la tumba de Evita Perón. Y, por supuesto, la Plaza de Mayo, donde se localiza la Casa Rosada, sede del Gobierno de la nación, y otros edificios emblemáticos, como el del Cabildo o la Catedral Metropolitana.

Mención aparte se merece el barrio de San Telmo, uno de los más antiguos y mejor conservados de la ciudad. Merece la pena dar un paseo por sus calles, algunas de ellas adoquinadas, para descubrir buenas muestras de arquitectura colonial. Aquí también se halla la iglesia de San Pedro, una de las más antiguas de Buenos Aires. Y, lo más interesante para nosotros, numerosos locales donde puede disfrutarse del tango en directo. Ambos somos apasionados de esta música, reflejo del alma porteña, por lo que por nada del mundo nos íbamos a perder una visita a El Viejo Almacén. Lugar emblemático, situado en la confluencia de Balcarce e Independencia, sigue siendo el local más tradicional de la ciudad con sus más de dos siglos de historia. Fue emocionante asistir a un espectáculo en este sitio mítico.

Puerto Madero es un barrio moderno, situado en lo que fue un antiguo puerto. En los viejos diques se han construido modernos bloques de oficinas, hoteles de alto standing, edificios y puentes de arquitectura futurista. Aquí se encuentran los restaurantes más exclusivos de la ciudad, adonde llega la mejor carne de vacuno de toda Argentina. O sea, de todo el mundo según innegociablemente afirman los porteños. Para darse cuenta de que esto es cierto, solo hay que reservar mesa en el famoso Cabaña Las Lilas o en el fantástico El Mirasol del Puerto, donde los tradicionales cortes de carne argentinos son elevados a la categoría de arte. Regados, por supuesto, con alguno de los excelentes caldos de Mendoza, que no tienen nada que envidiar a sus más conocidos vecinos chilenos.

Una visita a la ciudad no estaría completa sin darse una vuelta por el barrio de La Boca, donde se encuentra la archifamosa calle Caminito, con sus edificios de colores y sus artistas mostrando sus obras a los muchos turistas que hasta allí se acercan. Aquí puede aún escucharse el lunfardo, dialecto porteño plagado de italianismos debido a los numerosos inmigrantes transalpinos llegados a principios del siglo pasado. Y puede verse La Bombonera, estadio del Boca Juniors, llamado así porque cuando hay partido se asemeja a una caja de bombones desde el aire. Boca Juniors es el club con más aficionados de toda Argentina, donde el fútbol es mucho más que una pasión. Sus seguidores son conocidos como bosteros por sus rivales de River Plate, que a su vez son denominados gallinas por aquéllos. No hay lugar en el Planeta donde se maneje mejor la lengua española que en Buenos Aires.

Anuncios

2 pensamientos en “Orgullo porteño

  1. Cuando regreses no dejes de ir a Palermo, un “remanso verde” y con un jardín japones guapísimo… es lo único que te ha faltado aquí (junto con Recoleta) para plasmar todos los sitios turísticos de los cuales los porteños están orgullosos.
    Un saludo

    Me gusta

    • En mis dos visitas anteriores a Buenos Aires nunca estuve en Palermo, aunque es un lugar del que me han hablado muy bien. Cuando vuelva por allí, no me lo perderé. Te agradezco el consejo.

      Muchas gracias por tu comentario y un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s