Inicio » Favoritos » 11 conjuntos históricos andaluces que mucho lucen

11 conjuntos históricos andaluces que mucho lucen

La principal figura de protección del patrimonio histórico-artístico español en la actualidad es la denominada Bien de Interés Cultural, más conocida por sus siglas B.I.C.. Protege ésta tanto a bienes muebles como inmuebles, entendiendo por los anteriores los que se pueden transportar de un sitio a otro sin deterioro del lugar donde se encuentren situados y por los posteriores, los que constituyen de por sí o forman parte consustancial de una edificación. A grandes rasgos, se subdividen estos últimos en cinco categorías, denominadas respectivamente Monumento, Sitio Histórico, Jardín Histórico, Zona Arqueológica y Conjunto Histórico.

Un conjunto histórico se define como una agrupación de inmuebles representativa de la cultura heredada de la evolución de un asentamiento humano. De ellos hablaremos a partir de ahora, intentando dejar a un lado los tecnicismos y centrándonos en el meollo de la cuestión. Entre las diecisiete comunidades y las dos ciudades autónomas que componen el territorio español en la actualidad, Andalucía es la que se sitúa en cabeza en cuanto a número de conjuntos históricos se refiere, superando el centenar y medio de poblaciones o barrios declarados como tal. Se encuentran distribuidos aleatoriamente entre sus ocho provincias, destacando al respecto Cádiz y Huelva, donde superan o igualan la treintena, mientras que en Almería no llegan a la decena.

Aunque mi experiencia con la comunidad autónoma andaluza no es tan amplia como me gustaría, a lo largo del tiempo he tenido la oportunidad de visitar varios de sus conjuntos históricos y llegar a apreciarlos en su plenitud. Espero tener en el futuro ocasión de acercarme hasta otros muchos, mientras tanto aquí tenéis algunos de los que guardo mejores recuerdos.

Castril (Granada): Localizada al norte de la provincia granadina, la población de Castril se asienta en la ladera de una escarpada peña, en cuya cima se mantienen restos de una fortificación de origen presuntamente musulmán. Aunque este lugar estuvo poblado desde tiempos muy anteriores, al menos desde época romana, pues se asegura que su gentilicio actual proviene del latín castrum, término con el significado de campamento.

Centro histórico de Córdoba (Córdoba): En la ciudad de Córdoba existen tres zonas diferenciadas que están consideradas Conjunto Histórico. Una de ellas es la conocida como Parte Vieja, donde se localizan la mayor parte de las construcciones monumentales de la ciudad. Entre ellas destacan el antiguo alcázar, que desde hace siglos realiza las funciones de palacio episcopal, la sinagoga, el puente romano y la espectacular mezquita, posteriormente reconvertida en catedral católica.

Segura de la Sierra (Jaén): El municipio de Segura de la Sierra está enclavado en la Sierra de Segura, valga esa redundancia tan habitual en tierras hispanas. Consta de entre quince y veinte núcleos de población que no llegan a dos mil habitantes en total y entre los que destaca la localidad homónima. Situada a más de mil metros de altitud, conserva un interesante patrimonio en el que destacan los baños árabes, el ayuntamiento, la iglesia de Nuestra Señora del Collado y un magnífico castillo de origen mudéjar.

Casco antiguo de Almería (Almería): La capital almeriense presenta un centro histórico de origen decididamente musulmán. Así lo prueban barrios como el de la Almedina, la Musalla o el Aljibe, los dos primeros situados en lo que era la ciudad amurallada y el último localizado en lo que fue un arrabal extramuros. La edificación principal que se conserva en la ciudad es la alcazaba, en época medieval la construcción más grande que se edificó en al-Andalus.

Antequera (Málaga): Esta población malacitana está declarada conjunto histórico en su totalidad y no cabe duda de que lo merece de sobra. Su casco antiguo se estructura a partir de una espectacular alcazaba, alrededor de la cual se desarrolló la medina islámica. Tras su conquista a comienzos del siglo XV por Fernando de Trastámara, a partir de entonces de Antequera, las iglesias y conventos comenzaron a superponerse a las árabes dando lugar al conjunto un tanto abigarrado pero no menos interesante que puede verse hoy día.

Cádiz (Cádiz): Hasta tres conjuntos históricos se encuentran en el municipio de Cádiz, a la sazón la denominada Casa de las Cuatro Torres, el Recinto Intramuros y la propia ciudad gaditana en sí. Todos ellos conforman una población de un elevado interés patrimonial, de ambiente agradable y una historia tan larga que la ha llevado a ser la población más antigua de Europa Occidental, cuyos orígenes se pierden en la noche de los tiempos.

Casco antiguo de Guadix (Granada): Originalmente un asentamiento íbero, el lugar donde se encuentra la población actual de Guadix fue ocupado por los romanos, que fundaron una colonia denominada Julia Gemella Acci. Al parecer, su importancia era superior a lo que inicialmente se pensaba, como lo prueba el teatro descubierto hace unos años. En época musulmana su nombre era Wadi Ash y de entonces ha llegado hasta nuestros días una importante alcazaba, mientras que del periodo cristiano existen numerosas edificaciones de interés, entre las que destaca la catedral de la Encarnación.

Casco histórico de Sevilla (Sevilla): Mientras que la UNESCO solo protege bajo la denominación de Patrimonio Mundial la catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias de la ciudad sevillana, el conjunto histórico de Sevilla abarca todo el casco histórico de la capital andaluza. Además de los monumentos mencionados destacan otros de excepcional interés, como la torre del Oro o la casa de Pilatos, sin olvidar plazas tan bellas como la de España ni jardines tan atractivos como los del adyacente parque de María Luisa.

Baeza (Jaén): Población puramente renacentista, Baeza ofrece al visitante un casco histórico de excepcional interés. Ello es debido a la explosión económica que vivió en el siglo XVI y también al receso vivido en el siglo XVII, que contribuyó a mantener la estructura urbana como lo era décadas atrás. Entre sus monumentos destacan la catedral de la Natividad, la fuente de los Leones, la puerta de Jaén y el magnífico palacio de Jabalquinto, uno de los emblemas de la localidad.

Granada (Granada): Famosa a nivel mundial por la archiconocida Alhambra, la capital granadina presume además de un conjunto monumental excelente y variado. Imprescindibles son también los jardines del Generalife, la catedral de la Encarnación, la capilla Real, donde pidieron ser enterrados los Reyes Católicos, y el monasterio de la Cartuja. Sin olvidar barrios tan tradicionales como el Albaicín y el Sacromonte.

Casco histórico de Vélez Blanco (Almería): Aunque Almería sea la provincia andaluza que presenta un menor número de conjuntos históricos, con tan solo cuatro declarados hasta la fecha, no deberían dejarse de lado poblaciones de tanto atractivo como Vélez Blanco. Dominada por el fabuloso castillo de los Vélez, cuenta con diversos otros puntos de interés, como las iglesias de la Magdalena y de Santiago o el convento de San Luis. La valía de sus monumentos y la coherencia que demuestran sus edificaciones justifica plenamente la denominación para esta encantadora localidad almeriense.

Anuncios

Un pensamiento en “11 conjuntos históricos andaluces que mucho lucen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s