Inicio » Varios » Reflexiones » Volar es para los pájaros

Volar es para los pájaros

En muchas ocasiones a lo largo de mi vida no he tenido más remedio que subir a unos habitáculos estrechos, oscuros, cerrados herméticamente y donde se apelotona gente de diversa procedencia, cuyas caras suelen expresar cansancio, aburrimiento, preocupación o pánico dependiendo de las condiciones del entorno. Unos curiosos personajes vestidos de uniforme circulan por los estrechos pasillos del recinto dando indicaciones de lo más peregrinas y, cada vez menos a menudo, repartiendo una bazofia frecuentemente incomible. Y una voz sobrenatural, que se hace llamar piloto o comandante, informa de cuando en cuando que estamos situados a una altitud de varios kilómetros sobre el suelo o que el habitual retraso en llegar al destino se debe a causas ajenas a la empresa.

Haciendo un cálculo somero debo haber pasado al menos mil horas en el interior de alguno de esos cacharros a los que llamamos aviones. Esto equivale a más de cuarenta días vividos en una especie de zulo esperando que alguna milagrosa fuerza de la naturaleza me dejara sano y salvo en mi lugar de destino. Es evidente que, al igual que sucede con otras muchas personas, volar no es mi actividad favorita. Las causas suelen ser diversas, pero, en mi caso, la principal se debe a la fobia a la altura que sufro desde niño. Ya días antes de cualquier vuelo empiezo a sentir una sensación conocida, una especie de cosquilleo en el estómago que me recuerda que pronto dejaré de estar por unas horas con los pies en el suelo una vez más.

El miedo a volar es irracional y por tanto hay poco que hacer al respecto. Se escriben libros, se dan charlas, se imparten cursos que no suelen servir de mucho, por lo menos a quienes realmente tienen fobia al vuelo. Para intentar al menos minimizar este problema, que puede llegar a ser realmente incapacitante en algunos casos, desde hace tiempo me he creado una especie de estado mental en el que cuando estoy dentro de un avión en vuelo no me parece estar a varios miles de metros del suelo. Miro por la ventana y es como si estuviera viendo una película, con las mismas imágenes pasando lentamente a través de mi retina. Cuando atravesamos una zona de turbulencias, lo cual de acuerdo a la ley de Murphy suele ocurrir cuando estamos intentando dar cuenta de la bazofia servida, suelo acordarme de parte de la familia de la voz sobrenatural que nos pide que nos ajustemos el cinturón de seguridad, aunque tengo comprobado que esto realmente no sirve de mucho.

Aparte de esa especie de trance en la que entro, un estado casi místico, una especie de vivir sin vivir en mí, intento aplicar algunas otras medidas más reales y efectivas:

Me mentalizo de que no va a pasar nada. Las compañías aéreas que operan en buena parte del Planeta suelen tener un mantenimiento completamente fiable. El avión es un medio de transporte totalmente seguro y las probabilidades de accidente son escasas (una entre un millón, según estadísticas).

Intento volar con alguien de confianza si es posible. Las ocasiones en las que tengo que hacerlo solo estoy mucho más tensionado que cuando voy acompañado por algún familiar cercano o amigo.

Procuro tomar algo que me relaje. La sustancia depende mucho de la persona, puede ser un tranquilizante, una copa de vino, una infusión o una tableta de chocolate. Si te sientes en tensión, estarás atento al más mínimo ruido o leve movimiento del aparato. Si te sientes relajado, muchos de estos factores te pasarán inadvertidos.

Y, sobre todo, me concentro en la idea de que lo que me voy a encontrar a mi llegada compensará el sufrimiento del vuelo. Por suerte, este hecho indefectiblemente suele cumplirse y los sentimientos que vivo en el destino correspondiente casi siempre igualan o superan mis expectativas. Lo peor viene, sin duda, en el vuelo de vuelta.

Anuncios

3 pensamientos en “Volar es para los pájaros

  1. Mal de muchos… a mi no me consuela!!! :).
    Tengo 8 vuelos previstos para el Año que viene: 2 viajes con una escala cada uno y sólo de saberlo ya alguna noche me ha costado dormir! Menos mal que siempre merece la pena ese ratillo malo.

    Me gusta

  2. Tus miedos, no son mis miedos, ni los de millones de personas que toman cortos o largos vuelos, muchos, muchisimos de ellos por placer y por descontado, otros por rapidez. Acaso no es mejor pasar 8 hotas en este esperpèntico aparato que en un lento barco, si lo hubieta, que tardaria 10 dias, quizás en mares turbulentos. Lo que a ti no te gusta, le dncanta o fascina a millones de setes, que placer, hoy estar aqui y en 12horas tomar un café en Tokio.

    Me gusta

  3. Ana, lo entiendo, en nada se puede generalizar, desconozco si son por motivos de trabajo o de placer. Si es lo primero, lo siento, si es lo segundo, a esto se te puede decir, tu te lo has buscado. Una de las cosas que comentábamos en mi época aeronáutica era que hay que pensar que a diario vuelan miles de aviones y muchos miles, muchos superando el millón de pasajeros y……no les pasa nada. Actualmente la seguridad aérea es de primera línea, no sólo por la intervención humana, los mecánicos, si no porqué la tecnología digital lo hace aún si cabe más seguro. Sabés, en un estudio de los años 90, el avión era el segundo medio de transporte, después del…………..ascensor. La gente va en coche, en tren, en barco y no ve que el peligro es mayor que en el avión, pero, el miedo es así.
    Suerte con tus viajes, piensa que millones de personas volamos por puro placer……. de conocer mundo.
    Si bien el titular del post es muy derrotista con este medio de transporte rápido. decirle que hay peores, y los usamos cada día, metros, autobuses, trenes de cercanías, y que hay formas de volar cómodamente, pero no todo el mundo se lo puede pagar, es lo que tiene el avión, es para todas las clases sociales, para los que pueden pagar Primera Clase y para los que volamos en turista, en estos otros medios de transporte diario, no tengo elección, ni chófer.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s