Inicio » Asia » Pujanza a la manera hindú

Pujanza a la manera hindú


Crédito: Bikashrd

India es uno de esos países con los que estoy en deuda pues, por una u otra causa, aún no les he prestado la atención que se merecen. A algunos no he tenido la oportunidad de acercarme siquiera, a otros lo he hecho de forma casi tangencial, demasiado superficialmente para lo que me hubiera gustado. Y en cuanto a esta nación enorme y dotada de una diversidad cultural fascinante, mi experiencia con ella hasta la fecha no fue tan solo como viajero. En efecto, India es el único estado de los que he visitado donde el puro placer de conocer nuevos lugares no fue la principal motivación del viaje que hasta allí me llevó a comienzos de 1999.


Crédito: soul_flow

Debo admitir que cuando me comunicaron la posibilidad de asistir a un grupo de trabajo en Bangalore, tuve que mirar en un mapa para conocer con exactitud donde estaba situada esta localidad. Por supuesto, sabía que formaba parte del subcontinente indio, pero me resultaba bastante alejada de los destinos habituales para los viajeros que hasta allí llegan. Estaba enterado también, en este caso por deformación profesional, de la abundancia de empresas de telecomunicaciones en la zona, que ya empezaba a ser considerada como una especie de Silicon Valley en versión india. Y conforme iba leyendo sobre la ciudad me llamaban la atención numerosos detalles sobre ella, entre los que destacaba el dato de sus más de cinco millones de habitantes, que la situaban en quinto puesto por población entre las urbes indias.


Crédito: Eirik Refsdal

Tras pasar varias horas de tránsito en Bombay, donde me di de bruces con algunas de las realidades de ese país donde huele a mierda, a sándalo y a muerte a partes iguales, como alguien que no recuerdo definió con total acierto, Bangalore resultó ser un mundo aparte. A pesar de contar con el tráfico más caótico que hasta la fecha había visto, de ser asaltado por un considerable número de pedigüeños en mis paseos por sus calles y de toparme con frecuentes escenas que a mis desacostumbrados ojos occidentales les resultaban un tanto exóticas, la capital de Karnataka asemejaba ser una ciudad moderna y con un futuro más que prometedor. Da idea de ello la razón principal por la que me encontraba allí, que tenía que ver con la pujanza de los desarrolladores de software hindúes, poco menos que imparable ya por entonces.


Crédito: SMit224

Al contrario que la mayoría de asistentes a las reuniones a las que fui convocado, en su mayor parte estadounidenses con querencia al aire acondicionado del hotel y siempre con el spray antimosquitos a mano las pocas ocasiones en que lo abandonaban, aquellos días tuve tiempo de sobra para entrar en contacto con el pulso vital de la ciudad. También pude visitar algunos de sus monumentos, no demasiado abundantes por otra parte. Algo que no es de extrañar si se tiene en cuenta que Bangalore ha sido una ciudad de rápido crecimiento, siempre a la sombra de su vecina Mysore. Quizás su construcción más destacada sea el llamado Vidhana Soudha, edificio que alberga el Parlamento del estado de Karnataka, uno de los aproximadamente treinta que componen India. Sin olvidar el atractivo Palacio de Bangalore, cuyo diseño recuerda al de algunos castillos ingleses.


Crédito: Amol.Gaitonde

No faltan en la ciudad los coloristas y atractivos templos hinduistas, donde se venera a diversas deidades. Uno de los más antiguos está dedicado a Nandi, astado que servía a Shiva de montura y que frecuentemente aparece como guardián de sus lugares de culto. Se ensalza en su interior una imagen gigante de toro, tallada a partir de un único bloque de granito. Y a pesar de estar prohibido el acceso a quienes no profesan el hinduismo, pude darme cuenta de que en el fondo esta civilización no está tan alejada de la mediterránea, como lo prueba el hecho de que para ambas la figura taurina tiene una vital importancia en sus ancestrales tradiciones culturales. Aunque es evidente que cada una idolatra a este animal, noble y fuerte donde los haya, a su manera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s