Inicio » Favoritos » 11 lugares donde el entramado se da por sentado

11 lugares donde el entramado se da por sentado

Se denomina entramado de madera a un método constructivo tradicional en el cual se utiliza una estructura de madera como soporte en el exterior del edificio. Esta técnica fue bastante habitual en Europa Occidental desde la Baja Edad Media hasta aproximadamente el siglo XIX, cuando cayó en desuso debido a la aparición de nuevas tendencias arquitectónicas. Aunque seguramente ya era conocida desde tiempo atrás, no en vano se considera que el edificio con entramado de madera más antiguo que ha llegado hasta nuestros días estaba situado en Herculano, localidad enterrada por una erupción del Vesubio en el siglo I.

Dependiendo de la zona geográfica que se considere, las técnicas constructivas varían, no tanto en lo referente a la estructura sino fundamentalmente en cuanto al relleno. Ya los romanos llamaban opus craticum a una suerte de mortero con el que rellenaban los espacios libres. En la Edad Media solía usarse el llamado embadurnamiento, mezcla de arcilla y tiza con un aglutinante como la paja mezclada con agua. Posteriormente se usaron mezclas de arcilla y hierba, adobe, ladrillo, tablones, piedra o incluso el denominado cob, suerte de tierra apisonada de bajo coste y resistente a los movimientos sísmicos.

Sea cual sea el tipo de diseño que se considere, para un profano en términos arquitectónicos como lo soy yo lo importante son las sensaciones que despiertan este tipo de edificaciones al observador. Y en mi caso particular siempre han sido muchas y muy variadas. Como éstas que intento transmitiros aquí.

Colmar (Francia): El centro histórico de la ciudad alsaciana de Colmar alberga numerosos ejemplos de viviendas construidas en entramado de madera. Aunque es posible encontrarlas por diversos lugares, son especialmente evidentes en la zona cercana al río Ill, que atraviesa la población de norte a sur. Generalmente decoradas con vivos colores, estas edificaciones resultan simplemente deliciosas.

Chester (Reino Unido): En el Reino Unido la técnica constructiva habitual es denominada cruck, que puede traducirse como ladrón. Con ella se conseguía una forma de “V” invertida en el tejado que resultaba considerablemente más económica que una estructura en caja. En la ciudad de Chester existen numerosos ejemplos, muchos de ellos construidos en el siglo XVIII. Con su habitual encalado y las vigas que conforman el entramado teñidas de negro dieron lugar a la denominada arquitectura en blanco y negro.

Covarrubias (España): Mucho menos habituales que en Alemania, Francia o Gran Bretaña, las casas construidas usando la técnica del entramado de madera también abundan en España. Algunos de los ejemplos más característicos se encuentran en la localidad burgalesa de Covarrubias, donde pueden verse emblemáticas construcciones con relleno de adobe encalado y sostenidas sobre pilares.

Nuremberg (Alemania): A pesar de que Nuremberg es una ciudad que merece la pena por muchas otras razones, no deben dejarse de lado las casi quinientas viviendas en entramado de madera que permanecen en su centro urbano. Posiblemente la más emblemática sea la llamada casa de Durero, aunque no es la única a la que debe prestarse atención. Muchas de ellas fueron sacadas a la luz en una campaña llevada a cabo a comienzos del siglo XX, cuando se intentó preservar la arquitectura popular local.

Estrasburgo (Francia): Los ejemplos de arquitectura de entramado de madera son numerosos también en la ciudad alsaciana de Estrasburgo. Se hacen especialmente evidentes en el barrio conocido como Petite France, espacio situado en ambas orillas del río Ill donde la arquitectura popular local se encuentra extraordinariamente preservada. Uno de sus mejores exponentes es la llamada Casa Kammerzell, construida en la primera mitad del siglo XV.

Stansted Mountfitchet (Reino Unido): Pequeña población situada en el condado británico de Essex, Stansted Mountfitchet presenta interesantes ejemplos de entramado de madera. Algunos de ellos se remontan originalmente hasta el siglo XVI, aunque han sido reformados con posterioridad. Destaca la vivienda conocida como Savages, localizada en el centro de la población y que ha conseguido mantener su aspecto original con el paso del tiempo.

La Alberca (España): En la salmantina Sierra de Francia existen diversas poblaciones que presumen de extraordinarias muestras de arquitectura popular. La más conocida, aunque no la única, es La Alberca, famosa por su tipismo y sus tradiciones centenarias. Aquí, el entramado es popularmente denominado tramonera y los ejemplos son numerosos. En general, esta técnica constructiva se limita a la planta superior, mientras que la planta baja se construye con granito.

Dinkelsbühl (Alemania): La arquitectura de entramado es habitual en casi todos los länder alemanes, donde existe incluso una ruta turística que pasa por numerosas poblaciones desde el norte al sur del país. Aunque el recorrido se interna muy levemente en Baviera, las muestras existentes en este estado también son considerables. Varias de ellas pueden verse en la preciosa villa de Dinkelsbühl, incluyendo algunas que fueron construidas ya en el siglo XVI.

Riquewihr (Francia): Numerosos pueblos de Alsacia conservan excelentes muestras de arquitectura popular, incluyendo viviendas edificadas según los principios del entramado de madera. Uno de los más característicos es Riquewihr, donde las edificaciones de este estilo se alternan con otras hechas en piedra. Algunas de las más pintorescas se encuentran en Rue du General de Gaulle, calle principal de la localidad, donde se mantienen en buen estado construcciones de los siglos XVI y XVII.

Calatañazor (España): Diminuta localidad soriana, Calatañazor ofrece al visitante magníficos ejemplos de arquitectura de entramado. Generalmente la madera utilizada procede del sabinar anexo al pueblo y el relleno puede ser de adobe, ramas mezcladas con barro o incluso ladrillo. Rematando el conjunto suelen aparecer unas típicas chimeneas en forma de cono truncado.

Rothenburg ob der Tauber (Alemania): Situada en la denominada Ruta Romántica, Rothenburg ob der Tauber está considerada la población medieval germana mejor preservada. Aunque la mayor parte de sus edificaciones están hechas en piedra, conserva también algunos ejemplos de arquitectura de entramado de madera. Los más destacables se encuentran en la plaza llamada Plönlein, aunque también pueden verse en algunas de las calles adyacentes. Un toque personal para la villa con más personalidad de Alemania.

Anuncios

2 pensamientos en “11 lugares donde el entramado se da por sentado

  1. A mi también me encanta ese tipo de construcción. Y lo mejor es que conozco todos los sitios de tu selección, menos dos.
    En la Betraña también hay buenos ejemplos en muchos pueblos, Dinan uno de los más significativos. Saludos.

    Me gusta

  2. Que selección mas maja de pueblos o ciudades con entramado. Nos viene muy bien para un artículo sobre Rothenburg que tenemos. Con tu permiso te enlazamos.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s