Inicio » Favoritos » 10+1 extraordinarias ciudades universitarias

10+1 extraordinarias ciudades universitarias

Para los entendidos, Universidad es una institución superior de investigación y enseñanza que otorga títulos académicos, últimamente denominados grados. Para los profanos, no deja de ser una especie de fábrica de titulados que la abandonan con un documento entre las manos sin demasiada validez en buena parte de los casos. Para mí, resultó ser una experiencia irrepetible y que le recomendaría a cualquiera, a pesar de que la titulación obtenida no tenga más valor en demasiadas ocasiones que el de un papel mojado. Y la falta de ella, como fue mi caso, pueda incluso abrirte puertas que permanecerían cerradas para siempre en caso de no haber pasado por sus aulas.

Aunque existan numerosos ejemplos en otros continentes, el concepto de Universidad parece estar irremisiblemente ligado a Europa. No en vano, el término que la define proviene del latín universitas, que viene a significar algo así como comunidad. Y, en el fondo, la Universidad no significa nada más que eso, una comunidad de estudiantes que comparten mucho más que esos conocimientos impartidos en las frecuentemente largas y tediosas sesiones de estudio a las que son sometidos. Al menos, eso es lo que ocurría en el siglo XX y anteriores, cuando métodos de estudio menos modernos llevaban a resultados que no tenían nada que envidiar a los actuales.

Nada más lejos de mi intención que afirmar que cualquier tiempo pasado fue mejor y menos aún en lo relativo a la calidad de la enseñanza. Simplemente, en este post me limitaré a mencionar algunas ciudades de probada tradición universitaria y que personalmente me han satisfecho por el nivel cultural que se vive en sus calles. Lo haré además por orden de antigüedad, yendo de menos a más para terminar con la ciudad que presume de albergar la Universidad más antigua del mundo.

Basilea (Suiza): Conocida como Schola Basiliensis, la Universidad de Basilea fue fundada a mediados del siglo XV y es la más antigua de Suiza. Largamente unida a la ciudad en el pasado, desde hace un par de décadas se ha constituido como entidad independiente. Actualmente cuenta con unos doce mil estudiantes y entre quienes pasaron por sus aulas en el pasado destacan el humanista Erasmo de Rotterdam y el filósofo Friedrich Nietzsche.

Seúl (Corea del Sur): La Universidad Sungkyunkwan fue el centro de enseñanza más importante durante la dinastía Joseon, que gobernó la península de Corea durante cinco siglos. Establecida a finales del siglo XIV con la finalidad de estudiar la figura de Confucio, se encontraba en la población entonces conocida como Hanseong, hoy día Seúl. En la actualidad, cuenta con más de treinta y cinco mil alumnos, entre ellos varios primeros ministros coreanos, prominentes banqueros, destacados deportistas e incluso varias figuras televisivas coreanas.

Heidelberg (Alemania): Apenas una década con anterioridad se constituyó la Universidad de Heidelberg por mandato del papa Urbano VI. Se trata del centro universitario más antiguo de Alemania y tiene un enorme reconocimiento internacional. No en vano en sus aulas han estudiado más de medio centenar de Premios Nobel, entre los que se encuentran el físico James Franck o el investigador médico español Severo Ochoa. Sin olvidar a otros que no llegaron a obtener el galardón, como el filósofo Hegel o el químico Mendeleev.

Viena (Austria): Casi cien mil estudiantes comparten las instalaciones de la Universidad de Viena, distribuidas en un número que supera las sesenta por toda la capital austriaca. El centro fue fundado en la segunda mitad del siglo XIV y se ha convertido en uno de los de mayor renombre en Europa. En él estudiaron el físico Schrödinger, el neurólogo Freud y el gran poeta Eminescu, entre muchos otros.

Cracovia (Polonia): Tan solo un año antes que la anterior se constituyó la Universidad Jagiellonska en la ciudad polaca de Cracovia. A lo largo de varios siglos, la élite intelectual de Polonia ha pasado por las aulas de la segunda universidad más antigua de Europa Central. Entre sus alumnos más destacados hay que mencionar al astrónomo Copérnico y los Premio Nobel de Literatura Andrić y Szymborska.

Praga (República Checa): Anterior aún y, por consiguiente, la más antigua de Europa Central es la Universidad de Praga. Fue fundada en la primera mitad del siglo XIV por iniciativa del emperador Carlos IV, a quien se debe también el famoso puente homónimo sobre el Moldava. En la actualidad, cuenta con aproximadamente cincuenta mil alumnos que destacan especialmente en Humanidades, como lo hicieron sus predecesores Kafka, Rilke y Kundera.

Coimbra (Portugal): Hay que remontarse al siglo XIII para datar la creación de la Universidad de Coimbra, que, curiosamente, fue fundada en Lisboa. Tras dar diversos tumbos por varias localizaciones se estableció definitivamente en su situación actual durante la primera mitad del siglo XVI. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, cuenta con unos veinte mil estudiantes, que tienen a su disposición instalaciones como la magnífica biblioteca Joanina.

Cambridge (Reino Unido): A pesar de no ser la universidad británica más antigua, honor que corresponde a su rival Oxford, pocos dudan de que la Universidad de Cambridge sea una de las más prestigiosas del mundo. Fue fundada a comienzos del siglo XIII y desde entonces su reputación no ha hecho más que crecer, como lo prueban los nada menos que noventa Premios Nobel que han pasado por sus aulas. Entre sus alumnos más ilustres se encuentran el poeta Lord Byron, el naturalista Charles Darwin y el físico Isaac Newton.

Salamanca (España): El origen de la célebre Universidad de Salamanca fue una escuela catedralicia constituida en la primera mitad del siglo XII. Gracias a ello está considerada la universidad más antigua tanto de España como del mundo hispánico. Su extraordinario ambiente impregna las principales calles de la población salmantina, frecuentemente transitadas por sus estudiantes. Cuenta en la actualidad con unos treinta mil alumnos, entre los que en el pasado se encontraron destacados personajes de las letras españolas como San Juan de la Cruz, Fray Luis de León o Miguel de Unamuno.

Bolonia (Italia): De extraordinaria reputación durante la Edad Media y el Renacimiento, por las aulas de la Universidad de Bolonia pasaron Petrarca, Durero o el mismo Dante, que impartió clase en ellas. Desde entonces, no ha perdido un ápice de su prestigio, puesto especialmente de manifiesto en la actualidad en la disciplina de Derecho. Fue fundada a finales del siglo XI y está considerada la universidad más antigua del mundo.

Aunque, como veremos a continuación, existen ciertas discrepancias al respecto.

Fez (Marruecos): Creada a mediados del siglo IX, la madrasa al-Qarawiyyin es, de largo, el centro de enseñanza que se ha mantenido ininterrumpidamente durante más tiempo en funcionamiento. Aunque fue constituida como universidad hace apenas medio siglo, mantiene un enorme prestigio en el ámbito del aprendizaje de la religión islámica y el árabe clásico. El filósofo Averroes, el geógrafo al-Idrisi e incluso el filósofo judío Maimónides adquirieron buena parte de sus conocimientos en esta venerable institución educativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s