Inicio » África » Error del milenio

Error del milenio

Aunque a las nuevas generaciones le suene a risa o directamente lo hayan olvidado, se vivía una considerable tensión entre los informáticos a finales de 1999. La causa no era otra que el denominado efecto 2000 o error del milenio, un supuesto problema que ocurriría con millones de ordenadores en todo el mundo debido a un error de programación. Sería prolijo explicar en que consistía, pero no se sabía demasiado bien que iba a suceder con la llegada del primer año encabezado con el dígito dos, a pesar de los enormes recursos empleados desde tiempo atrás para corregir los códigos. Aunque, debido a mi trabajo, viví de cerca el problema, no estaba demasiado preocupado por las catástrofes pronosticadas por numerosos agoreros, pero teniendo en cuenta la importancia de la informática para los sistemas de navegación aérea me temía que el caos en los aeropuertos podía llegar a ser tremebundo.

Parecía sensato, por consiguiente, adelantar la fecha de retorno de nuestro previsto viaje a Cabo Verde para el último día del año en curso. Nuestra intención era visitar tres islas en territorio caboverdiano, concretamente Sal, São Vicente y Santo Antão, con el fin de hacernos una idea bastante fiable de este archipiélago de la Macaronesia. Armados de una enorme ilusión, nos dirigimos hacia el aeropuerto de Madrid-Barajas, donde nos informaron que debido a la niebla nuestro vuelo se retrasaría unas horas, que luego se convirtieron en casi una jornada entera. Lejos de desanimarnos, nos convencimos de que un mal comienzo suele llevar aparejado un buen final y nos preparamos para aterrizar en el aeropuerto de Sal.

Cabo Verde es un estado insular con una denominación un tanto engañosa. Está compuesto por diez islas principales que permanecieron deshabitadas hasta la llegada de navegantes portugueses en el siglo XV. Debido a su situación geográfica pronto se convirtieron en un próspero centro de trata de esclavos con destino a América y de éstos desciende mayoritariamente su población, que mantiene una considerable influencia lusa hoy día. El país debe su nombre a la exuberante vegetación tropical que lo cubría cuando los europeos pusieron el pie en ellas. Sin embargo, la desertización se está extendiendo desde el no demasiado lejano Sahel desde hace décadas y en la actualidad algunas de las islas presentan un aspecto sumamente árido.

Este fenómeno es evidente en Sal, isla que debe su nombre a una floreciente industria salina que en ella tuvo lugar desde el siglo XVIII. Demasiado enfocada al turismo de sol y playa, decidimos pasar casi de puntillas por ella y pronto tomamos un pequeño avión con destino a la isla de São Vicente, donde se encuentra la localidad de Mindelo, capital cultural del archipiélago. Se trata de una ciudad agradable, con algunos edificios de arquitectura colonial, y resulta un paraíso para los amantes de la música caboverdiana. Además, tuvimos la fortuna de visitarla en época navideña, cuando se celebran numerosos conciertos de la música tradicional del país, entre la que destacan las variedades conocidas como morna, coladeira y funaná.

Geográficamente, São Vicente también es una isla de cierta aridez, aunque no tan desolada como nos había parecido Sal. Conviene subir a Monte Verde, la cima de la isla, desde donde se disfrutan interesantes vistas y que en cierto modo hace honor a su denominación. Aunque para entrar en contacto de verdad con la tonalidad que da nombre al país tuvimos que dirigirnos hacia Santo Antão, isla todavía cubierta en buena parte por una lustrosa y abundante vegetación. Tras desandar el camino andado, aterrizamos de nuevo en Madrid-Barajas tan solo unas pocas horas antes de que el temido error del milenio supuestamente comenzara a provocar el caos. Y tampoco fue para tanto, el verdadero error resultó ser el hecho de haberle prestado demasiada atención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s