Inicio » Bagan (por Jorge Sánchez)

Bagan (por Jorge Sánchez)

Viajé en tren a Pagán (hoy llamada Bagan) en el año 1987, desde Rangún (hoy Yangon). Tenía un visado de 7 días así que resolví no dejarme por nada del mundo esa ciudad en primer lugar, pues la consideraba de las más míticas de Asia, junto a Samarcanda, Isfahán, Varanasi, Kashgar, o Jerusalén. Había preparado un programa muy concentrado para llenar esos 7 días en Birmania (hoy Myanmar): Día 1: Yangon. Días 2 – 3: Pagan. Día 4: lago Inle. Días 5 – 6: Mandalay y Sagaing. Día 7: Yangon. Día 8: vuelo de regreso a Bangkok.

Coincidí en Bagan con otros viajeros europeos con los que había viajado en el avión desde Bangkok y entre todos alquilamos un carruaje tirado por caballos. Bagan es una ciudad preñada de bellos templos, más de 2.000 de los 10.000 que llegó a albergar en el pasado. Pero gracias al cochero no nos perdimos los mejores y más espectaculares durante el medio día que lo contratamos.

El lugar más mágico fue el templo de la vista panorámica donde todos los turistas de Pagan coincidimos (en el año 1987 había muy poco turismo en la entonces Birmania). Dos turistas belgas flamencos hicieron muchas fotos de los templos. Semanas más tarde me mandarían desde Bruselas algunas de ellas (en papel) a mi pueblo Hospitalet de Llobregat, en España. Tras Bagan, los dos belgas y yo viajamos al lago Inle.

Anuncios