Inicio » Caserta (por Jorge Sánchez)

Caserta (por Jorge Sánchez)

12063886_10207997655043865_219078333779611068_n

Tenía mucha ilusión en visitar este Patrimonio de la Humanidad construido en el Reino de Nápoles el siglo XVIII (cuando era una posesión española) comisionado por Carlos VII, que sería coronado posteriormente rey de España como Carlos III, una vez que murieron sus dos hermanos mayores.
Justo venía de conocer el castillo de L’Aquila, en la provincia de Abruzos, donde había visitado el “Forte Espagnolo”, llamado La Rocca, construido por el arquitecto militar valenciano Pedro Luis Escrivá, por orden de nuestro rey Carlos I. Y en Roma me detuve medio día para admirar la “Chiesa di Santa Maria in Montserrato degli Spagnoli”, donde se alberga una copia de la estatua de la virgen negra que se halla en el Monasterio de Montserrat en Barcelona, España.
Iba recorriendo todos los fuertes, palacios, iglesias y obras artísticas que los españoles erigieron en Italia durante siglos, que tal vez en un futuro sean añadidos a los Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO.

12046730_10207997657643930_8846428407236143071_n

Desde la estación de autobuses de Caserta caminé hacia el palacio, compré el billete de entrada y durante más de tres horas recorrí todas sus salas, los jardines…. ese palacio era digno rival de los de Versalles y Madrid, y hasta me pareció el más extenso de los tres. Algunos turistas alquilaban bicicletas para recorrer sus jardines y parques con juegos de agua, o sus fuentes con estatuas escondidas entre la maleza.
Yo lo recorrí todo a pie.

12187769_10207997655403874_4767606572874234701_n

Subí primero por la bella Scala Regia. Una vez en el primer piso visité la Capella Palatina e inmediatamente las habitaciones, la del Trono, la de Alejandro, la de la Primavera, la de Murat, el Teatro, la Librería… sin olvidarme de admirar los frescos de los techos. Todo era de una magnificencia superlativa, todo estaba erigido utilizando los materiales más preciados, como el mármol de Carrara o la cerámica de Capua.

12009708_10207997662284046_329019624117003861_n

Los jardines también me llenaron de admiración. Están considerados los más bellos de Europa junto a los de Versalles (Francia), Aranjuez (España) y Peterhof (Rusia).
Vi a policías montados a caballo que cuidaban el lugar.
Una vez que llegué a la Gran Cascada paseé un poco más y emprendí el regreso a pie hasta la estación de tren de Caserta para seguir visitando obras de arte comisionadas por reyes españoles en Italia.

Anuncios