Inicio » Catedral de Cristo Salvador de Moscú (por Jorge Sánchez)

Catedral de Cristo Salvador de Moscú (por Jorge Sánchez)

12646940_10208722744930659_2909575169641381004_n

Los comunistas de la antigua URSS hicieron el siglo XX como los talibanes están haciendo en la actualidad con los sitios UNESCO (Budas de Bamiyán en Afganistán, Palmira en Siria, Hatra en Iraq…), destrucción y actos criminales y execrables contra maravillas arquitectónicas, perpetrados por verdaderos enemigos de la Humanidad.

12744273_10208722740610551_1094015191319941248_n

Esta hermosísima catedral de Moscú la destruyeron por orden del siniestro Stalin los comunistas el año 1931, con saña, incluso sus cimientos, utilizando explosivos. Harían lo mismo por todo el país masacrando a los religiosos y hasta a los que tenían la “osadía” de entrar en las iglesias a rezar, fueran ancianos o madres con bebés de pecho, aunque a muchos, en vez de asesinarlos, los enviaban a un GULAG de Siberia bajo la acusación de ser “enemigos del pueblo”.

12715429_10208722733290368_3280797178455666421_n

El zar Alejandro I proyectó construir esta catedral en Moscú inmediatamente después de la victoria rusa sobre las tropas de Napoleón. Se llamaría Salvador en honor a los soldados rusos que salvaron el país de la invasión francesa. Pero aunque las obras empezaron en su tiempo, su hijo Nicolás I ordenó otra ubicación más cercana al Kremlin y el día de su finalización coincidió con la coronación del zar Alejandro II, por lo que la estatua de este zar se halla justo enfrente de la catedral.
La primera catedral, del siglo XIX, seguía un plano neo bizantino copiando a la de Santa Sofía, en Constantinopla, mientras que la actual, que se empezó a levantar el año 1994, un prestigioso arquitecto ruso se inspiró en parte en la anterior con bocetos de su primer arquitecto (el elegido por Nicolás I), respetando las medidas originales.

12744273_10208722733730379_1242747464350351202_n

La nueva catedral fue consagrada el año 2000 y está considerada hoy día como la catedral ortodoxa más alta del mundo.
Había misa el día que la visité y, por respeto, no tomé fotos del interior, que era bellísimo, deslumbrante. La catedral estaba llena de fieles. Los rusos, tras el yugo comunista, pueden ahora entrar de nuevo en las iglesias con libertad y sin temor.
(Todas estas fotos son mías, excepto la que muestra la catedral el día de la destrucción criminal por los comunistas el año 1931, que la he tomado de Wikipedia a modo de ilustración).

Anuncios