Inicio » Chang’an-Tianshan (por Jorge Sánchez)

Chang’an-Tianshan (por Jorge Sánchez)

12187732_10208071462289000_8931044394455270537_n

El visitar como Dios manda este Patrimonio de la Humanidad es un encaje de bolillos, y no necesariamente de seda. He calculado que te puede tomar tres meses recorrer los cuatro tramos en los que UNESCO establece esta ruta colosal, con 33 sitios de tránsito localizados en tres países: China, Kazakstán y Kirguistán, a saber:
1 – Centro de China
2 – El Corredor del Hexi, en la provincia de Gansu
3 – Norte y sur de las Montañas Tianshan en Sinkiang
4 – Regiones de valles en Kazajstán y Kirguistán
Se suele aceptar Xi’an como inicio/final de esta ruta, con variantes a Beijing, Luoyang, Chengdu, y hasta Guangzhou.

12190955_10208071460968967_6858958647410811103_n

El “Kilómetro Cero” podría ser la Gran Pagoda del Ganso Salvaje de Xi’an. Y es en esa plaza donde se yergue una atractiva estatua metálica representando a un experto en esa ruta, el monje chino Xuanzang, seguidor de sus predecesores, también chinos, Zhang Qian (el precursor de la Ruta de la Seda) y Fa Xian.
Yo he podido realizar en fragmentos la Ruta de la Seda en diversos viajes, usando principalmente el tren, aunque también el autobús (como para atravesar el Paso Torugart entre China y Kirguistán). Excepto el oeste de Sinkiang y ese paso de Torugart para alcanzar Kirguistán, el resto de la Ruta de la Seda en China se puede efectuar tranquilamente usando trenes, incluido el paso de Zungaria para penetrar en Kazakstán.

12208712_10208071460648959_7286315390503186422_n

Personalmente, el fragmento donde más me he sentido subyugado por el exotismo y belleza del lugar, ha sido el comprendido entre Kashgar y Bishkek cruzando el paso Torugart, con paradas en el antiguo caravanserai de Tash Rabat (que fue un monasterio nestoriano), parada de camelleros, y en el Lago Issyk-Kul.
Otro fragmento espectacular es el que conduce de Turfan a Lanzhou, donde se atraviesan complejos de cuevas albergando estatuas budistas (como las de Mogao y Bezeklik) de una belleza e interés que están más allá de la imaginación.
China, junto a Kazajstán, está desarrollando un proyecto para revitalizar esa ruta legendaria, por ello en diferentes ciudades a lo largo de la Ruta de la Seda se pueden hallar monumentos o placas recordándola.

12191658_10208071459208923_9080918963437416350_n

Las fotos que muestro, de mi último viaje a China en el año 2013, corresponden a Chengdu (donde consideran que es una ciudad crucial en la Ruta de la Seda), Xi’an, y también la Puerta del Este en Xining, ciudad cruce de caminos, tanto para viajar a Lhasa en el Tíbet, como para continuar hacia Sinkiang por el Corredor del Hexi, subir a Mongolia, o dirigirse a Beijing.
El mapa de la primera foto muestra la ruta más directa hacia Europa, vía Kashgar (Kashi) y Samarcanda, pero también existía la que pasaba por Kazakstán, otra que entraba en Afganistán, y hasta había una ruta marítima.