Inicio » Charlestown (por Jorge Sánchez)

Charlestown (por Jorge Sánchez)

Cuando los españoles descubrieron la isla de Nevis la llamaron Nuestra Señora de las Nieves, porque les pareció observar nieve en la cima de uno de sus trece volcanes. Pero como los ingleses pronuncian muy mal el español, una vez que se apropiaron de la isla acabaron deformando el nombre de Nieves por Nevis.

Caminé desde el aeropuerto hasta la capital, Charlestown, lo que me tomó unas 3 horas, llegando al alba. Recuerdo que por el camino vi monos y una iglesia que me pareció muy bella, pero al querer instalarme en su jardín para dormir, me encontré con multitud de tumbas y sombras raras, como si fueran fantasmas, y algo asustado me marché corriendo y no paré hasta llegar a Charlestown. Rato después los nativos me informarían de que esa iglesia se llamaba St. Thomas, y era la primera iglesia anglicana erigida en el Caribe.

Desayuné en el mercadillo y esperé a que saliera por completo el sol para admirar sus edificios históricos del siglo XVII, como el antiguo mercado de los esclavos, la catedral anglicana, o restos de las antiguas fortificaciones, aunque el edificio más importante para los indígenas era la casa (hoy museo) donde nació Alexander Hamilton, un economista, estadista y el primer Secretario del Tesoro de los Estados Unidos durante la presidencia de George Washington. Al siguiente día abordé el ferry Mark Twain, que poco después me dejó en la isla de San Cristóbal, que Cristóbal Colón la nombró así para honrar a su santo. Pero en la actualidad, los ingleses la abrevian por Saint Kitts.

Anuncios