Inicio » Ekamra Kshetra (por Jorge Sánchez)

Ekamra Kshetra (por Jorge Sánchez)

Venía de visitar los templos de las ciudades de Puri y Konarak, en el estado de Odhisa. Para culminar la trilogía me faltaba Bhubaneswar (o Ekamra Kshetra), adonde llegué hacia las 2 de la tarde, y me quedaría hasta el anochecer. Mi primer objetivo fue conocer uno de los 15 monumentos principales que recomienda la ARCHAEOLOGICAL SURVEY OF INDIA: el templo de Rajarani. Conmigo llevaba un billete con los dibujos de esos 15 monumentos espectaculares e históricos distribuidos por toda la India.

El chófer del autobús me dejó en la zona de los templos, frente al de Muktesvara, construido (según un letrero a la entrada) el siglo X de Nuestra Era. Al ser extranjero me hicieron pagar el precio “gringo” de 100 rupias, cuando los indígenas pagaban sólo 5 rupias. Tras ello caminé apenas 200 metros, donde se encontraba el templo de Rajarani, conocido como el templo del amor, erigido entre los siglos XI y XII (según otro letrero indicativo) y me sentí feliz. Ese templo era el séptimo que conocía de los 15 de la lista. Y tenía el objetivo de visitarlos todos.

El templo de Rajarani es famoso por sus esculturas eróticas, al estilo del templo de Khajuraho, en el estado de Madhya Pradesh. No era muy grande pero la atmósfera en su interior era sobrecogedora. Al acabar la visita le pregunté al guardián por otros templos famosos de los más de mil que llegó a albergar la ciudad, y me envió al templo Lingaraj, o del linga (miembro viril) de Shiva, que se considera el símbolo de la ciudad. Pero al llegar se me negó la entrada, al igual que me la habían negado cuando quise visitar el famoso templo de Jagannath, en Puri, donde sólo pueden entrar los de religión hindú. Así que tuve que contentarme con verlo desde su exterior. Cuando empezó a oscurecer me dirigí a la estación del tren y abordé un tren nocturno hacia el monumento número 8 de la lista de la ARCHAEOLOGICAL SURVEY OF INDIA.

Anuncios