Inicio » El Ferrol (por Jorge Sánchez)

El Ferrol (por Jorge Sánchez)

2087_p9260165

Viajé a El Ferrol para iniciar a pie el Camino Inglés hasta Santiago de Compostela, a unos 120 kilómetros de distancia. Ese primer día ya había calculado que caminaría hasta Neda, a sólo 15 kilómetros de distancia, donde disponía de un refugio de peregrinos. Como esa distancia se recorre a pie en apenas 3 horas y eran sólo las 12 de mediodía, antes de iniciar el peregrinaje determiné conocer un poco El Ferrol, donde nunca antes había estado. La ciudad era muy grata, sobre todo su parte portuaria. Me encantaron sus dos castillos (San Felipe y La Palma) y las instalaciones militares, así como sus calles peatonales y la Plaza de Armas.

2087_p9260161

Fue tras ello cuando, al dirigirme a la salida de la ciudad, me fijé en un lugar que se llamaba “Zona Marítima del Cantábrico”, cuyo interior albergaba dos museos que prometían ser muy didácticos. Uno de ellos era de entrada libre y se llamaba Museo Naval. Allí se explicaba la historia de la navegación en España, desde las primeras carabelas que cruzaban el océano Atlántico con destino a América, hasta el Galeón de Manila con su derrota surcando los Mares del Sur, desde Acapulco a Manila. Otra sección estaba orientada a los buques modernos.

2087_p9260157

El segundo museo, sito en el mismo patio, estaba dedicado a la Construcción Naval. Gracias a mi credencial de peregrino pagué el precio mínimo de entrada, 1 euro. Las mozas al cargo me contaron que ese museo es el más grande en el mundo en su especialidad. En el segundo piso se explicaba la labor que se había llevado a cabo desde ese museo para presentar a UNESCO su candidatura con la esperanza de ser nombrado en el futuro un Patrimonio Mundial. Esa sección se llamaba “El Puerto Ideal en la Era de la Ilustración” y unos letreros indicaban que en la candidatura se incluía la ciudad fortificada, las defensas en la ría, más el arsenal de la Armada Española. Al acabar mi visita inicié mi peregrinaje hasta Neda, adonde llegué a media tarde (el segundo día alcancé Betanzos, el tercero Bruma y el cuarto Santiago de Compostela).

Anuncios