Inicio » Ha’amonga ‘a Maui (por Jorge Sánchez)

Ha’amonga ‘a Maui (por Jorge Sánchez)

12096375_10208012994707347_3760213525866188945_n

Una de las grandes construcciones arqueológicas más impactantes de Oceanía es el Trilito de Ha’amonga’a Mau’i, en el Reino de Tonga.
Había estado en ese país unos días en el año 1991, durmiendo debajo de él.
En aquellos tiempos los vecinos me trajeron un colchón y fruta para cenar.
Gracias a mi lavalava (una especie de faldón polinesio) que usé a manera de soga, trepé a lo alto del Trilito para observar sus señales que marcaban los puntos cardinales y eran útiles para la navegación, pues los polinesios han sido grandes navegantes.

10984120_10208012996227385_6146204198968822853_n

Pero en un viaje posterior casi dos décadas y media más tarde a Tonga, cuando invertí varios días en volar a las islas de Vavau para aprender más sobre el descubrimiento para el mundo occidental de ese archipiélago por el navegante gallego Francisco Antonio Mourelle de la Rúa, al regreso en Tongatapu resolví visitar de nuevo el trilito. Esta vez todo el complejo estaba cercado con vallas. Tuve que hacer un gran rodeo penetrando en el mar y abriéndome paso entre la maleza para alcanzar ese trilito, lleno de arañazos. Al rato una nativa que abrió las rejas y trató varias veces de venderme collares y reproducciones del gran trilito.

12193550_10208012993467316_7762233128383008510_n

En este segundo viaje no me quedé a dormir bajo el trilito, algo que estaba prohibido.
Había letreros explicando en inglés la historia del lugar. Además, noté la presencia de una gran piedra que no recuerdo haber visto durante mi primer viaje. Se llamaba Maka Faakinanga, aunque era menos atractiva que el trilitón.

12191905_10208012997747423_6923470079924117213_n

En mi viaje en autobús de regreso a Nukualofa, la capital del país, observé las tumbas de Lapaha a través de las ventanas del autobús, pero no las consideré lo suficiente atractivas como para bajarme a explorarlas.
Celebré ese día bebiéndome en una cantina de Nukualofa una cerveza de marca Ha’amonga’a Mau’i.