Inicio » Lago Inle (por Jorge Sánchez)

Lago Inle (por Jorge Sánchez)

En Bangkok, en el año 1987, sólo podías conseguir un visado máximo de 7 días a la entonces Birmania (hoy Myanmar). Había que planear bien el viaje de antemano para no dejarse lo más imprescindible, como son el Lago Inle, más las ciudades de Pagan (Bagan hoy) y Mandalay. Rangun (hoy Yangon), se dejaba para el último día para visitar su espectacular pagoda Shwedagon. En el avión a Rangún íbamos unos pocos europeos con los que hice amistad y me los iría encontrando en todos los sitios. En Pagán, para ir al lago Inle, coincidí con dos jóvenes belgas flamencos. Al llegar nos alojamos en el pueblo más grande del lago, llamado Nyaung Shwe, en una casa particular donde el dueño le pidió a su hija que nos realizara una danza típica antes de cenar. Uno de los belgas se enamoró de ella.

Al día siguiente el dueño de la casa nos embarcó en una canoa para que viéramos bien el lago durante medio día. Nos detuvimos en un templo sobre una isla y vimos su monasterio (llamado Nga Phe Kyaung) con sus monjes, luego nos paramos en una famosa pagoda (Phaung Daw U) y también observamos, sin molestar, a los pescadores que faenaban utilizando métodos ancestrales para capturar a los peces. Durante el paseo vimos aldeas a orillas del lago con las mujeres de la etnia Intha lavando la ropa. Al regresar satisfechos a la casa, su dueño nos invitó a cenar y al día siguiente él con su hija nos acompañaron a tomar una camioneta hacia Pagan, desde donde teníamos la intención de embarcarnos por el río Irrawaddy hasta Mandalay.