Inicio » Templo del Cielo (por Jorge Sánchez)

Templo del Cielo (por Jorge Sánchez)

12189976_10208026787372155_4055421551448955305_n

La visita al Templo del Cielo por la mañana, más la del Templo Taoísta de la Nube Blanca por la tarde, fueron las que más me cautivaron durante mi estancia en Beijing, aunque el último templo taoísta no está contemplado en la lista de UNESCO.
Con el billete de entrada me regalaron un estupendo mapa del Templo del Cielo, que es taoísta.
Antes de llegar a él y dentro ya del recinto, vi un sinfín de chinos que se dedicaban a diversas actividades, como practicar Taichí, jugar al ajedrez, vender loros, bailar y cantar, trucos de magia, malabarismo, etc. Aquello parecía un carnaval más que un templo.

12063300_10208026789372205_1468117247176097749_n

Gracias a unas señales metálicas, en chino y en inglés, uno sabía orientarse en el territorio, que era muy extenso. Una señal explicaba acerca del Salón de Oración para la buena cosecha, otro te indicaba cómo llegar a la Bóveda Imperial del Cielo, etc. La simbología también era explicada en los letreros metálicos, teniendo mucha importancia el número 4 (por las estaciones), así como el 12 (por los meses), el 9 (por el rey). El número 7 representaba los siete picos de las sagradas Montañas de Taishan, que allí estaban simbolizadas por siete piedras.
El templo principal, el dedicado al cielo, era el edificio más bello (en mi opinión); su color azul y sus formas arquitectónicas me atraían poderosamente.

12065800_10208026793132299_5932823131809475528_n

El altar de los sacrificios era otro lugar de los más populares, sobre todo frecuentado por chinos (los pocos turistas extranjeros se concentraban principalmente en el Templo del Cielo), y se hacían fotografías en un punto central, como si fuera un chakra de energía. Calculé que en ese complejo de templos debería haber cien chinos por un occidental.
Pero no todo se circunscribía al Templo del Cielo y el altar de sacrificios, sino que había piedras y árboles sagrados, jardines y tiendas de suvenires.

11219591_10208026791332254_7185457814161206804_n

Al inicio de la tarde me desplacé al Templo Taoísta de la Nube Blanca.